Revista Travesías didácticas Nº 26 - Page 35

Una niña al escuchar la palabra “laburo”, comenta que es cuando su mamá se va “trabajar” Otra niña al escuchar el significado “Rana” (pícaro/avivado/rápido) y “Chipola” (excelente) lo utiliza en la siguiente oración “Mi hermano es un rana porque siempre me gana en todo”; “Yo hoy acá me porte chipola, chipola”. Diferentes niños inventaron las siguientes palabras: - Pipu: Perro. - Babutino: Auto. - Tapo: “un perro manejando un auto” - Niru: Chico. - Tupito: Diamante. - Tomombe: Homero Manzi - Piti: Guitarra. - Dolce: Juegos. - Torro: Gato. En general hubo momentos de mucha participación, pero al mismo tiempo una parte del grupo no logró comprender o prestar atención respecto a lo dialogado, por lo tanto, se pude decir que algunos niños se interesaron por la propuesta del tango y adquirieron los conocimientos esperados, mientras que a otros niños les costó dar un significado a los contenidos trabajados. Las dramatizaciones tuvieron lugar en un sector durante el juego – trabajo, los materiales presentados estimularon que los niños representen el ambiente tanguero en un bar, para lo cual se vistieron con polleras y chalecos con sombreros. Se vieron entusiasmados y la mayoría pudo pasar por el sector colocándose en el rol de tangueros. Tanto nenes como nenas jugaron con estos disfraces y preguntaban todos los días cuándo llevaría “La caja tanguera” para poder disfrazarse nuevamente. Siempre se tuvo en claro que esta vestimenta no era una más, sino que era de bailarines propios del estilo musical aprendido. • Reconocimiento y valoración de aspectos del Barrio de Boedo como parte de su cultura. No se logró reconocer al tango como referente del barrio Boedo, con la salida didáctica se pudo acercar a la idea de un bar cercano al jardín donde un personaje destacado del tango concurría a escribir canciones. Pero en general se reconoció al tango como un género musical perteneciente a nuestra cultura, sin tanto hincapié en los pasos del tiempo en el barrio y sus aspectos destacables. 33