Revista Travesías didácticas Nº 25 Travesias-Julio2017 b - Page 31

La participación de los adultos de referencia es un eje fundamental para garantizar su desarrollo integral desde el nacimiento y encadena una vida llena de derechos. Se hace preciso que, desde la educación para la primera infancia, se explicite con qué acciones las instituciones lograrán la construcción de relaciones democráticas, equitativas y de respeto por las diferencias entre los sujetos; especialmente entre los adultos y niños y niñas; promoviendo el respeto por los derechos, la atención de cada niño/niña en su singularidad e identidad; el respeto en la diversidad cultural y territorial y el desarrollo en ámbitos de aprendizaje, contención y afecto. Desde esta conceptualización de la infancia con derechos es que se obliga a las instituciones a que definan desde su Proyecto Educativo Institucional, cómo serán esas tan ansiadas acciones que promuevan el ejercicio pleno de derechos. ¿Qué es un Proyecto Educativo Institucional? Algunas de las posibles definiciones encontradas serían: ❖ un acuerdo entre toda la comunidad educativa que se debe respetar y hacer respetar. ❖ una direccionalidad de las cualidades pedagógicas y organizativas de la escuela. ❖ un objeto de estudio que se plantea como una cuestión cognoscente que se presenta. ❖ una práctica institucional. ❖ un planeamiento a corto, mediano y largo plazo. ❖ una respuesta a reducir el grado de incertidumbre que caracteriza la vida cotidiana de las escuelas. ❖ una producción propia de cada institución y comunidad educativa. Cada una de estas definiciones, se la podría conceptualizar como: normativa, propósito, contenido, acciones, planificación, seguridad y producto. Sin embargo, al definir a la práctica pedagógica como aquello que representa “un modelo o campo cultural que se relaciona con el conocimiento, el discurso y el poder, con el objeto de propiciar un modo de autoridad y de regulación moral y social determinados e históricos.” (Giroux, H, 1994) El Proyecto Educativo Institucional (PEI) es la explicitación de un modo de ver la práctica pedagógica. Es el marco de referencia de las acciones, las intenciones y los fundamentos que le dan identidad a la misma institución. “Las prácticas profesionales son un pivote en torno del cual giran las políticas públicas, en tanto que estas se dirimen en la micro-política de las organizaciones institucionales, donde los 31