Revista Travesías didácticas Nº 25 Travesias-Julio2017 b - Page 12

Prácticas del Lenguaje y su posible… Prof. Beatriz Ortiz Que implica almacenar en una memoria específica la forma escrita de la palabra en un léxico ortográfico de salida. Los dos procesos de escritura aparecen de manera simultánea, pero en un principio prevalece la ruta fonológica. Y adquirir la destreza en la escritura de palabras, será poder establecer un léxico ortográfico rico y con representaciones estables. Para entender un poco más, nos detendremos un momento en un concepto que hace algunos años está circulando y vale la pena profundizar. La conciencia fonológica Definición: Habilidad metalingüística que consiste en acceder, detectar, y manipular las unidades subléxicas que componen las palabras: sílabas, ataques, rimas y fonemas. Esta habilidad es imprescindible para adquirir la lectura. Los niños desarrollan la capacidad de segmentar las frases y las palabras gradualmente; paulatinamente van segmentando desde las frases a las unidades mínimas, así que la conciencia fonológica puede ser entrenada, propuestas didácticas: ✓ ✓ ✓ ✓ Reconocimiento de sílabas y fonemas a partir de dibujos. Juegos con rimas. Intervenciones para reforzar la relación fonema/grafema Tareas de segmentación y omisión de sílabas y fonemas. Esto sirve para organizar nuestro léxico metal, ahora lo importante es preguntar: ¿Cómo está organizado nuestro léxico mental? Hay dos posiciones: ✓ Estructura modular del léxico en subcomponentes. ✓ Un léxico mental cuyas representaciones son morfemas. Cuando un niño aprende a leer usa dos procesos para interpretar los signos escritos: 1. Un procedimiento directo o léxico 2. Un procedimiento indirecto o fonológico El primero le dará mayor destreza lectora porque da mayor familiaridad con las palabras, así mismo como la lectura léxica permite el acceso a la representación global de la palabra, no tendrá dificultades con el tamaño de la palabra. El segundo aprovecha la capacidad de los niños/as de segmentar y manipular los fonemas para leer mejor y con mayor comprensión; además pueden darle significado a palabras que no conocen por un proceso de “resolución morfológica” por medio del reconocimiento de los constituyentes morfológicos/morfémicos de una palabra para inferir en uso, el significado (por ej.: sobreviviente). Según este planteo, son mejores lectores por sus conocimientos sintácticos y semánticos de los morfemas. 12