Revista Travesías didácticas Nº 25 Travesias-Julio2017 b - Page 10

Prácticas del Lenguaje y su posible… Prof. Beatriz Ortiz Además, vale la pena señalar que la alfabetización es un proceso en el que se han establecido diferentes momentos, aquí se nombra y caracteriza el que permite sostener la posibilidad de una articulación entre niveles: Alfabetización temprana o de la primera infancia: Proceso que comienza en la casa de modo asistemático y se continúa en la primera etapa formal o de alfabetización inicial. En general, se acuerda que este período va desde los 0 años hasta los 8 años, es el momento más importante para la alfabetización. Este primer momento involucra el nivel inicial en su totalidad y el 1° ciclo del nivel primario. Ya desde el Jardín Maternal empieza a tratarse la alfabetización, al principio se pondrá fuertemente el acento en la oralidad; en Jardín de Infantes aparecen, incluso en la sala de 3 años, propuestas de lectura y escritura que pueden acordar perfectamente con lo que luego se seguirá realizando en el 1° ciclo de la escuela primaria. Pero en la práctica, sabemos que muchas veces para los niñas y niñas el cambio de un nivel al otro, marca dos etapas absolutamente distintas en la apropiación de la alfabetización. Y esto está asociado a la historia de la alfabetización en nuestro país y el rol que han desempeñado el Jardín y la Primaria en esto. Continuidades en los enfoques y las propuestas necesarias a la hora de pensar en el trabajo articulado. El Nivel Primario hace más de un siglo que lleva adelante la alfabetización infantil en nuestro país, mientras que el nivel inicial de manera “oficial” aborda estos contenidos hace más o menos 30 años (siendo generosos), esto tiene pros y contras: la Primaria ha generado y vivido en su seno el debate de los métodos y el cambio de marcos teóricos en la didáctica de la enseñanza de la L.E., mientras que inicial aborda estos temas sin demasiada historia que lo condicione. Si queremos tener una aproximación sobre qué sucede en las aulas con respecto a la enseñanza de la Lengua Escrita en Primaria, se puede tener una muestra a través de una investigación del INFOD que aparece en 2010 y que desde la estadística señala que: Sobre 144 cuadernos de escuelas rurales y urbanas, de 22 jurisdicciones, las 2/3 partes tienen resultados de una concepción atomista de la alfabetización, las consecuencias son: 1. Se concibe la alfabetización como la enseñanza de un conjunto de letras y sílabas, más una combinatoria. 2. Se suspende la lectura en la etapa de aprendizaje inicial y también el contacto con libros y materiales escritos hasta no memorizar las letras. El tercio restante tiene más propuestas metodológicas que manifiestan atención a los aspecto motivacionales y culturales de la lectura y la escritura, pero sin enseñanza explícita de las características de los sistemas de la L.E., de los textos y de sus abordajes, o sea, conocen estrategias de animación a la lectura, pero tienen dificultades para implementar la enseñanza de los saberes necesarios para el logro de la autonomía lectora y escritora de sus alumnos. Inicial se aproxima a este tercio, entre otras razones porque no tiene como expectativa de logro la alfabetización convencional y puede quedarse en este tipo de acercamientos. 10