Revista Travesías Didácticas Nº 23 Revista Travesías Didácticas Nº 23 - Page 24

El trabajo matemático y… Lic. Edith Weinstein y Lic. Adriana González se interesan por la cuantificación de objetos, iniciándose en el conteo 3 y la percepción global4de pequeñas cantidades, hasta 3 ó 5 elementos. Son capaces de tomar tantos objetos como el valor que un dado indica, por ejemplo: si sale tres en el dado, buscar tres chapitas. El logro de estos procedimientos se realiza en forma lenta y paulatina dado que la apropi ación de la sucesión ordenada de números comienza, generalmente, de forma desordenada, incompleta, personal, hasta logar el orden convencional. Es común escuchar en esta sala conteos como 1, 4, 7, 8 en lugar de 1, 2, 3, 4. Son capaces de reconocer el lugar que ellos ocupan en un tren, por ejemplo: dicen frases como:“yo soy el primero” “vos sos el segundo”, “Juan es el último” dándose cuenta de esta forma que los números también sirven para ordenarse y ordenar objetos. Desde el espacio están preparados para reconocer y verbalizar la posición de objetos y personas en situaciones reales y cotidianas que así lo requieran. Podrán iniciase en la comprensión y emisión de mensajes verbales que permitan desplazarse de un lugar a otro. Este trabajo espacial deberá estar focalizado principalmente en el ámbito de la sala y el jardín. Desde muy pequeños participan en situaciones en las cuales los adultos hacen uso de diversos instrumentos de medición: reloj, balanza, centímetro, regla, … para resolver problemas diferentes. Es así como, en el jardín, se trabajará intencionalmente el acercamiento al uso adulto de los instrumentos convencionales de medida en situaciones reales. ¿Qué actividades implementar en la sala de 3 años? Las propuestas a desarrollar deberán abordar no sólo contenidos matemáticos, sino también propiciar la autonomía, el desarrollo del lenguaje, el juego, el trabajo compartido, el respeto por el hacer del otro, el movimiento, la curiosidad, la representación en sus diversas formas, … Las situaciones que a continuación describimos son tan sólo algunas de las formas en que puede implementarse este trabajo, son esquemas prácticos; el docente deberá contextualizar y adecuar a su grupo de alumnos y a la institución de la cual forma parte. Desde el eje número Para abordar la diferencia entre lo notacional y lo no notacional se pueden usar diferentes portadores de texto como revistas de supermercado, diarios, libros, monitor de PC, carteles publicitarios, … en los cuales los niños puedan identificar números, letras y dibujos. El trabajo deberá ser paulatino pues, en un primer momento, la distinción es entre lo notacional y lo no notacional para luego diferenciar entre sí letras y números. 3 Conteo Asignar una palabra número a cada objeto o persona, reconociendo que la última palabra nombrada es el cardinal del conjunto. 4 Percepción global determinar la cantidad de personas y objetos mediante un golpe de vista, sin necesidad de recurrir al conteo. 22