Revista TALENTO - Coaching, Mentoring, Liderazgo y RRHH 33 - Page 27

por ejemplo en el reto de dar un nuevo salto en su carrera profesional. El Agente ayuda al Directivo -el cliente- a definir con precisión y realismo el target de empresas en las que quiere trabajar, la contribución que aportará y el paquete retributivo deseado. De esta forma el Directivo pasa a formar parte del “mercado activo de Talento oculto”. “Si eres Alto Directivo en activo y tienes claro lo que quieres, si sientes que ya no estás dando todo de lo que eres capaz y buscas un reto nuevo y desafiante, quizás sea el momento de dejarte asesorar por un profesional experto en gestión de carreras directivas“ ¿Qué puede hacer tu Agente de Talento por ti? • No es lo mismo esperar a ser encontrado (reactividad) que enfocar tus esfuerzos y los de tu Agente en conseguir acceso a la posición y empresa que constituyen tu objetivo (proactividad) • Desarrolla e identifica las oportunidades que surgen en el mercado oculto. En ocasiones las crea a tu medida • Te representa, si lo deseas, en las primeras reuniones con las empresas potenciales • Te ayuda a aprender, promocionar y vender la marca Yo, S.A. • Aporta clarificación, precisión y realismo a tus metas • Evalúa tus capacidades, actitudes y competencias frente a tu objetivo • Está especializado y enfocado en la consecución de tu objetivo • Potencia tu desarrollo • Observa con rigurosidad la confidencialidad de todas las comunicaciones con el mercado oculto • Te acompaña en el embarque en el nuevo destino para asegurar tu éxito • Dispones de su apoyo profesional y leal, porque confía en ti ¿Por qué hace todo eso tu Agente de Talento? Porque confía en ti. La confianza total es el fundamento de la relación en el tándem Directivo-Agente. Como el Agente trabaja “a éxito”, el proceso de selección que realizamos es muy exigente. Sólo aceptamos representar a aquellos Directivos con los que confiamos que podremos tener éxito. La tasa actual de aceptación es del 20%. Como dice Mihaly Csikszentmihalyi en su libro Flow: “La felicidad no es el resultado de la buena suerte o del azar … Es una condición vital que cada persona debe preparar, cultivar y defender individualmente”, y eso mismo buscan los Directivos que se acercan a nosotros, porque han decidido diseñar y gestionar por si mismos el futuro de su carrera profesional. La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito, por eso apoyamos y acompañamos al Directivo que representamos con las cinco Cs: 27