Revista TALENTO - Coaching, Mentoring, Liderazgo y RRHH 33 - Page 11

Mentees Los mentees, constituyen el grupo protagonista principal. La razón principal por la que se instaura el programa de mentoring es para facilitar su aprendizaje y desarrollo. Bien es cierto que si el programa ha sido establecido correctamente los mentores también aprenderán y se desarrollarán de forma relevante; se trata de un beneficio secundario que siempre tiene lugar. Es más, el grado de ausencia de aprendizaje y desarrollo del mentor en una relación de mentoring es el principal indicador de que ese proceso no está siendo efectivo para el mentee. ¿Sorprendente? El mentee necesita conocer en detalle el rol a desempeñar, que suele ser el de dirección del proceso como responsable de su propio desarrollo. Un rol de difícil aplicación en algunas culturas, ya que su mentor suele estar un par de niveles jerárquicos por encima del suyo. Su formación será muy breve, centrándose en el establecimiento de objetivos SMART de desempeño, en el caso de que vaya a trabajar metas que involucren el desarrollo de soft skills, como por ejemplo en programas de apoyo al desarrollo de su liderazgo, planes de sucesión, alineamiento, reforzamiento o cambio de valores organizacionales, etc. El taller de Entrenamiento Efectivo de Mentees ha sido diseñado para satisfacer ese propósito. Cuando los mentores y mentees ya han sido seleccionados y entrenados el administrador del programa necesitará emparejarlos. Este es uno de los elementos que más influencia ejerce en la efectividad de las relaciones de mentoring. Para ayudarle en la reflexión del establecimiento de los criterios más efectivos hemos diseñado el taller de Matching Mentor & Mentee. 11