revista Sudamericana de pesas n 6 revista 6 confederacion sudamericana de pesas - Page 19

ubicó en la segunda posición en el puntaje total, relegando a Selvetti al tercero, apenas 2,5 kilos detrás, seguido a su vez de cerca por William Baillie, otros 2,5 kilos detrás. El último movimiento fue el de fuerza o clean y press. Davis había tomado una ventaja casi indescontable de 22,5 kilos sobre Bradford, en tanto que éste, Selvetti y Baille estaban separados entre sí por sólo 5 kilos. En el primer intento, Davis levantó 165 kilos que le garantizaban la medalla de oro, mientras que Bradford levantó 155 kilos, que le permitían mantener el segundo lugar. Selvetti en cambio levantó sólo 150 kilos, que lo alejaron de la segunda posición y permitieron que lo alcanzara Baille, sumando ambos 420 kilos en total. Sin embargo Selvetti levantaría 157,5 kilos y 162,5 kilos en el segundo y tercer intentos respectivamente, consolidándose como tercero en el puntaje total, en tanto que Baille, fracasó las dos veces al intentar levantar 160 kilos, quedando relegado al quinto lugar. Pero fue 4 años después, en Melbourne, Australia, que Selvetti protagonizaría una historia inolvidable de los Juegos Olímpicos. Antes de los juegos, era opinión generalizada que el estadounidense Paul Edward Anderson, uno de los grandes levantadores de todos los tiempos, ganaría con facilidad. El año anterior había sido el primer hombre en sumar 500 kilos, dejando completamente atrás a todos sus oponentes. Pero el desarrollo de la competencia mostraría a un Humberto Selvetti más maduro, que haría temblar a la leyenda norteamericana. AL igual que en Helsinki, la competencia incluía tres movimientos: arranque, dos tiempos y fuerza (press). El total definía al ganador. La prueba comenzó con el movimiento de arranque y Selvetti sorprendió a todos levantando 175 kilos, superando a Anderson por 7,5 kilos. En el movimiento de dos tiempos Selvetti volvió a sorprender al levantar 145 kilos, la misma cantidad que había levantado Anderson, obligando a éste a superarlo por 7,5 kilos en el movimiento de fuerza (clean y press). En esta modalidad, Anderson intentó levantar 187,5 kilos, fracasando en sus dos primeros intentos, mientras que Selvetti levantó en el segundo 180 kilos. En su intento final, Anderson logró levantar 187,5 kilos, alcanzando a Selvetti con una suma total de 500 kilos; el argentino a su vez no pudo levantar 185 kilos en su último intento y la prueba finalizó con un empate. Tal como estaba establecido hasta hace muy poco, en caso de empate la ventaja la tenía el competidor de menor peso; debido a que Anderson pesaba 138 kilos, cinco kilos menos que Selvetti, la medalla de oro le correspondió al estadounidense, mientras que la de plata fue asignada al argentino. Ambos le sacaron 47,5 kilos al tercero, el italiano Alberto Pigaiani. El enfrentamiento Anderson- Selvetti en Melbourne está considerado uno de los momentos históricos clásicos de nuestro deporte. Y para terminar la historia del “Gordo Selvetti”, aprovechó su popularidad para actuar en algunas películas, como Alias Flequillo (1963), Cristóbal Colón en la Facultad de Medicina (1962) y El mago de las finanzas (1962), todas dirigidas por Julio Saraceni y protagonizadas por el cómico Pepe Marrone. 18