REVISTA PROMO PAS ECOBUILDING 5 - Page 5

Entrevista a profunidad de José Anibal Santiago - Primera Parte llega Pepito el Sevillano con una pareja de giros color perla que se llamaban “Los Cilindros”. Ellos entrezalan los hijas de estas gallinas de los gallos Aunque para ese tiempo no se sabía que iba a ser el “Rompehueso”. La cara era bien grande. Peleó dos veces en Isla Verde. Queda tuerto. Toñito Ocasio decide dejarlo para “chata”. Cuando lo utiliza para “chata” no servía porque los gallos que estaban listos para la pelea amanecían entumidos por los golpes y era que el gallo “chata” le daba a esos gallos. Toñito, le dice al “Chino” que es el que trabajaba con los Hnos. Díaz que deje el gallo allá en el “hoyo”. El “hoyo” es el lugar en que se dejaban los gallos inservibles como le llamamos nosotros; porque no servía ni para “chata”, porque le Lo mandan para allá abajo. Y llega José Manuel Gómez de Trujillo Alto amigo de Don Aniceto le pide un gallo para castar. Toñito Ocasio le dice“dele el “Rompehueso” que está allá abajo que ese para “chata” no sirve; esele rompe los huesos a los gallos”. ¿Y cómo se utiliza este gallo tan efectivamente al punto que se convierte en el “Padre de la Raza”? Como hace este gallo que es “Padre de la Raza”. José Manuel va donde Pepe Martínez y Rafa Concepción que para aquel año era de los hombres más poderosos en la gallera. Ellos trajeron una línea de Miami. Este gallo Rompehuesos se cruzan con los gallos “Chocolate” de Don Pepe Martínez y Rafa Concepción y de ahí sale el famoso “Capitán”, “Sanrío”, “Robot”, el gallo cenizo de la pata partía que peleo con Daniel Rodríguez y un sinnúmero de gallos. Entre esos gallos sobresale un gallo que le ponen el nombre del “Capitán” en nombre de mi papá que para aquél tiempo era capitán de la policía. Un gallo rubio cola blanca, los “hombrillos” chispiaitos” y un “lunar” blanco en la chapa del ala. Ese gallo peleó dos veces. En la segunda pelea, peleó con “Cruz Valls” con $ 500.00. No nos dimos cuenta que le habían sacado un ojo porque fue una pelea tan rápida que cuando yo cojo el gallo que lo llevo a curarlo noto que le falta un ojo. Le digo “papi” al 2197 le falta un ojo. Mi papá me dice a Aniceto que se va a llevar el gallo y se lo lleva para mi casa.” Aquí nos detenemos en esta primera parte de la entrevista. El “Capitán” que es un cruce del “Rompehuesos” con los “Chocalate de Miami”… comenzará otra historia de excelencia en la casta de gallos finos de pelea de Puerto Rico. Pero eso esa historia la trataremos en la segunda parte de esta entrevista. Ya saben los amantes del gallo fino de lidia de Puerto Rico el origen del “Padre de la Raza” el famoso “Rompehuesos” que fue castado y propiedad de de Don Aniceto Díaz inicialmente pero que regaló a su amigo Don Jose Manuel Gómez quién lo sacó del “hoyo” para crear una, sino, quizás, la mejor línea de gallos de pelea finos de Puerto Rico. . Hace un año comienzo a relacionarme con los gallos de pelea. Lo hice con el objetivo de compartir con mi padre su pasión de toda la vida que son los gallos de pelea lo que no pudo hacer mientras se desempeñó como líder profesional del Movimiento Cooperativo de Puerto Rico. Hoy, tiene 84 años y la pasión por los gallos finos de pelea lejos de disminuir sigue en aumento. Al iniciar este proceso de unirme al deporte de los gallos de pelea de inmediato me encontré con un grupo de galleros extraordinarios que sin conocerme y sin conocerlos me mostraron un afecto superespecial y un apoyo total. En realidad, desde el primer momento lo que he recibido de todos los galleros con los que he establecido contacto es un enorme sentimiento de hermandad. Menciono al Lic. Ruben Elías Rodríguez de Venezuela, al castador “Pito” Zayas de P.R., al Dr. Jose Ignacio Cabrera de Colombia , a Ricardo Reyes Campos y al Dr. Jaime de la Fuente Gálvez de Perú, a Orlando Zamot, a Josué Quiñones y su primo a Juan Limberght (excepcional apoyo a tal punto que un gallo camaguey que causa asombro me obsequiado por ellos es mi pie de cria), a los primos (que no conocía hasta ahora) Rafael Cabrera Mercader y Juan Ramón Ribera y al entrañable amigo de mi padre Junior Gutierrez. Y cada día aparecen más y más galleros que me muestran una fineza y atenciones especiales. En este camino llegó otro gallero, en forma inesperada pero espectacular: José Anibal Santiago. Un gallero “terminao”. Es el famoso “ahijado de Aniceto Dìaz que se menciona muchas vece s en las redes sociales cibernéticas de galleros aunque no se revela su nombre. Conocedor profundo de la historia del gallo fino de Puerto Rico y a su vez responsable directo junto a su padre de una de las mejores líneas de gallos de pelea finos de Puerto Rico: la línea del “Capitán”. Su amistad, desde que entramos en contacto ha sido excepcional. Un pollo de su finisíma línea de los “Bandas Blancas” encabeza nuestro incipiente proyecto de casta. Escuchar a José Anibal es una experiencia formidable. No solo su conocimiento sino la precisión y exactitud y sobre todo la emoción con que transmite su conocimiento. Me he autoasignado la tarea de compartir estas experiencias de aprendizaje y amistad que estoy viviendo. Tengo la necesidad de compartirla con todos y todas los amantes del gallo de pelea o de lidia, particularmente, los amantes del gallo de pelea fino de Puerto Rico. Como ven, solo soy un instrumento. No soy experto ni mucho menos. Si un admirador de estos galleros que dan su vida por mantener al más alto nivel posible el gallo de pelea fino de Puerto Rico. Esperamos que este compartir de experiencias le sirva a los criadores para seguir mejorando el gallo fino de pelea de Puerto Rico, sin adulterarlo con razas o estirpes que aunque de indudable calidad no comparten las cualidades ideales del gallo puertorriqueño. También nos interesa poder compartir información sobre el desarrollo del deporte de los gallos de pelea de otros países hermanos. Su afición y sus prácticas deportivas serán acogidas y difundidas con el mismo amor, respeto y orgullo con que daremos a conocer lo nuestro. La intención es que cada tema incluido en esta publicación sirva de base para una exquisita conversación y comunicación generadora de momentos memorables de diálogo fraterno entre los amantes genuinos de este deporte. Esa es mi aportación para ustedes, los amantes del gallo fino. Espero que la disfruten.