REVISTA PROMO PAS ECOBUILDING 5 - Page 4

Entrevista a profunidad de José Anibal Santiago - Primera Parte ¿Háblame un poco de ti y como empieza tu relación con el deporte de los gallos de pelea? Mi padre era amante de los gallos, mi abuelo, aquí se jugaban gallos pero no como ahora que uno los tiene en rejones sino que lo tenían allá en el monte y otro en el otro monte y cuando llegaba la hora de la pelea se traían y se echaban a pelear. Mi tío era navegante mercader y trajo un gallo de España. Y ahí empecé a enamorarme de los gallos por el color. ¿ Más o menos para que año es eso? Para el 67 y 68. Al traer ese gallo que era rubio y en mi memoria se queda el gallo rubio. Y mi padre me empieza a llevar a casa de mi padrino que es Aniceto Díaz; de los hermanos Díaz de Trujillo Alto. Para ese tiempo le cuidaba los gallos a los Hnos. Díaz, Luis Ramírez, “el cubano”. Excelente gallero, bien inteligente, gente hábil y me intereso por la forma en que se sentaba a hablar y con un tabaco bien grande me explicaba lo que eran los gallos de pelea. ¿ Cuál fue el origen de los gallos finos de pelea en esa época en que empiezas a visitar la finca de los Hnos. Díaz? Para esa época se traían gallos de España. Se traían para Merino, para Sanrío. Habían dos españoles que los traían. Uno de ellos se llamaba Pepito el Sevillano y el otro Joaquín Sánchez. Joaquín Sánchez los traía principalmente para la “Muda” y Pepito los traía para los Hnos. Díaz, San río y los que le mencioné. ¿ Cuando empiezas a ver los gallos de pelea ya con un interés más fuerte e intenso? Desde que se empieza a hacer el Coliseo Gallístico de Isla Verde ya estoy allí mirando peleas de gallos. Y empieza allí el primer torneo que se llamó la Copa Gobernador. ¿ Y sabes de donde salen esos gallos de los Hnos. Díaz tan famosos? Los Hnos. Díaz trajeron unos gallos de Cuba a través de Isla Margarita. En eso estuvo envuelto un hombre que le llamaban “Barón”. De ahí surge un gallo que le llaman el “Manatí” y otro que le llaman el “Naufrago” porque se cayó de la lancha y un tripulante se tira y lo salva. Al gallo se le llamó Manatí porque llegaron por la zona de Manatí. Se cruzan con las gallinas que ellos (Hnos. Díaz) tenían y salen unos gallos que se peleaban. En esollega Pepito el Sevillano con una pareja de giros color perla que se llamaban“Los C ilindros”. Ellos entrezalan los hijas de estas gallinas de los galloscubanos con losgallos girosespañoles y sale un“gallo giroarayado”. Ese galloyo lo vi pelear 7veces. La últimaentabló después queal minuto y mediose le partieron lasdos espuelas y logróterminar la pelea.Recuerdo que fuecontra un gallocenizo de Andújar. ¿ Y que pasó con este gallo? A este gallo le echan unas gallinas rubias y sale un gallo rubio cola blanca al que le llaman el “Rompehueso”. Aunque para ese tiempo no se sabía que iba a ser el “Rompehueso”. La cara era bien grande. Peleó dos veces en Isla Verde. Queda tuerto. Toñito Ocasio decide dejarlo para “chata”. Cuando lo utiliza para “chata” no servía porque los gallos que estaban listos para la pelea amanecían entumidos por los golpes y era que el gallo “chata” le daba a esos gallos. Toñito, le dice al “Chino” que es el que trabajaba con los Hnos. Díaz que deje el gallo allá en el “hoyo”. El “hoyo” es el lugar en que se dejaban los gallos inservibles como le llamamos nosotros; porque no servía ni para “chata”, porque le rompía los “huesos” a los gallos. ¿Y qué pasa con ese gallo “inservible”? Lo mandan para allá abajo. Y llega José Manuel Gómez de Trujillo Alto amigo de Don Aniceto le pide un gallo para castar. Toñito Ocasio le dice