REVISTA MÉXICO CONSTRUYE 2018 Revista México Construye 2018 - Page 44

tre las diferentes áreas para tratar los retos inherentes a toda obra de infraestructura; 8. Transparentar y hacer pública toda la información de los progra- mas y acciones de la SCT; 9. Comunicar periódicamente y por todos los medios disponibles información de los programas y de los resultados alcanzados; 10. Lograr una mayor partici- pación contractual de empresas mexicanas, así como de empresas de naturaleza estatal en las obras de infraestructura. La aplicación de este conjunto de princiwpios en el trabajo dia- rio de la SCT durante los pasados años, ha generado importantes cambios cualitativos que se tra- ducen en un mejor quehacer de la Secretaría y una mejor infor- mación a la sociedad. Anteriormente los objetivos sectoriales eran inerciales; hoy contamos con un Programa Nacional de Infraestructura con visión logística y de largo plazo que atiende objetivos y prioridades nacionales. También eran constantes los sube- jercicios presupuestales; ahora se ejerce el 100% del presupuesto asignado y de los recursos finan- cieros disponibles. En lo que va de la presente Administración no se ha registrado ningún subejercicio. Asimismo, se ha transitado de pro- gramas basados en inversión pú- blica con poca inversión privada, a una mayor participación de inver- sión privada en todos los sectores, lo cual ha permitido que las metas principales del PNI y los compro- misos de Gobierno puedan cum- plirse más allá de las significati- vas restricciones presupuestales. Igualmente, ante la insistencia del sector, hemos revertido la balanza de las contrataciones de obra pública: 99% a empresas mexicanas en la contratación de obra pública, para beneficio de las distintas regiones del país. 44 México Construye| 2018 Anteriormente la ejecución de obra pública se realizaba por tra- mos, lo que se reflejaba en obras incompletas. Hoy ya es una prác- tica normal que la ejecución de obra sea completa, con origen y destino claramente establecidos. Es importante señalar que en la presente Administración estamos pasando de sectores con una acu- sada falta de capacidad operati- va para atender la creciente de- manda de conectividad del país, a sectores con más capacidad y más competitivos. De la desatención del sector ae- ronáutico e incluso degradación por parte de las autoridades nor- teamericanas que se reflejó en la quiebra de diez aerolíneas, actual- mente contamos con un sector que vive un buen momento gracias a la implementación de una nueva política aeronáutica nacional e in- ternacional dirigida a consolidarlo. Tras décadas de imposibilidad para iniciar el proyecto, la cons- trucción del Nuevo Aeropuerto In- ternacional de México es ya una realidad que avanza de acuerdo a lo programado. En poco tiempo hemos pasado de un sistema portuario saturado al establecimiento de una visión logística multimodal con obras de gran valor dirigidas a duplicar la capacidad operativa de este es- tratégico sector. Asimismo, hemos relanzado el tren de pasajeros que durante años ha- bía queda do prácticamente en el olvido; el Tren Interurbano Méxi- co-Toluca y el Tren Ligero de Gua- dalajara darán paso a una nueva y moderna etapa de este modo de transporte en nuestro país. Un cambio cualitativo sin prece- dente es sin duda el registrado en el sector telecomunicaciones. Gra- cias a la Reforma Constitucional de Telecomunicaciones hemos pasado de ser un sector con rezagos y poca competencia a uno más competiti- vo, con una mayor cobertura, me- jores servicios y precios más bajos. En atención a una ciudadanía cada vez más participativa e in- teresada en el quehacer público y en el manejo de los recursos públicos, en la SCT hemos cam- biado la política que limitaba el acceso a la información pública por una regida bajo el principio de que el actuar de la Secreta- ría debe ser en todo momento un libro abierto a la ciudadanía, por lo que mantenemos perma- nentemente actualizado nuestro portal de transparencia que per- mite dar a conocer a todos los ciudadanos los procedimientos concernientes a contrataciones y otros importantes rubros. Además, se transmiten en tiempo real, vía Internet, los procesos lici- tatorios, siendo es-tos accesibles a todo interesado, lo que permi- te también preservar un testimo- nio que puede ser consultado en cualquier momento. Finalmente, durante estos 5 años, la Secretaría también se ha transformado. Hemos pasado de una estructura orgánica que no había sufrido cambios en 30 años y que, en consecuencia, era ya obsoleta, desproporcionada e ineficiente, a una moderna SCT acorde a los nuevos tiempos. Gracias a la implementación de un programa de eficiencia y mo- dernización administrativa se compactaron 61 estructuras de las 62 existentes en el Sector Central, se cancelaron más de 4 mil plazas y se lograron ahorros anuales por 2 mil 500 millones de pesos en gasto corriente. El conjunto de estos cambios cualitativos nos permite seguir avanzando para consolidar en 2018 los principales proyectos de comunicaciones y trans- portes comprometidos en el PNI, a fin de generar las con- diciones que permitan al país alcanzar un mejor desarrollo, más incluyente y próspero.