Revista Lanxess Ano 2 Nº 3 esp - Page 11

“...recursos intangibles, como cultura, conocimiento, experiencia, nuevas tecnologías son infinitos, renovables y pueden representar una economía de abundancia, basada en modelos de colaboración.” Airbnb, por ejemplo, es un servicio online comunitario para que la gente anuncie, descubra y reserve lugares. Por su parte, Netflix ofrece servicio de TV por internet a más de 70 millones de abonados. Spotify es un servicio que ofrece millones de músicas en streaming. ZipCar es un servicio para compartir automóviles, y el eBay, un sitio de comercialización de productos nuevos y usados, con más de 159 millones de usuarios activos y 291 downloads de su aplicación para aparatos móviles, como tablets y celulares. Para Lala Deheinzelin, especialista internacional en economía creativa, sostenibilidad y futuros y directora de Enthusiasmo Cultural , “durante siglos, la sociedad, la economía y la política se organizaron exclusivamente en torno de los recursos materiales, como tierra, oro o petróleo, que, por ser tangibles, se consumen con el uso y son finitos. Y esa calidad de finito creó una economía de la escasez, basada en modelos de competición. No obstante, los recursos intangibles, como la cultura, el conocimiento, la experiencia, las nuevas tecnologías son infinitos, renovables y pueden representar una economía de la abundancia, basada en modelos de colaboración”. El vicecoordinador de GVces (Centro de Estudios de Sostenibilidad de la Fundación Getulio Vargas), el administrador y consultor Paulo Durval Branco, afirmó a la Revista LANXESS que las nuevas formas de economía, con diferentes nomenclaturas –como de Ruptura, Compartida y Colaborativa, Circular, Propósito y Creativa– fueron creadas en torno de ideas centrales. “Ellas tienen por detrás una aspiración, a veces consciente, a veces inconsciente, de llevar bienestar a la posteridad, en un planeta con recursos finitos”. Branco advierte, sin embargo, que algunas personas tienen consciencia de ello, y otras no. “Lo que existe es un deseo en ese sentido”. Y va más allá diciendo que, en la perspectiva B2B, la economía circular incluye un abordaje central en ese debate. Una economía más circular, más responsable, en el trato de residuos, por ejemplo, trae la noción de que para unos los residuos son basura, para otros, materiales reciclables. “Iniciativas prometedoras, esas nuevas formas Hospedaje en más de 40 mil ciudades de más de 160 paises 70 millones de suscriptores +20 millones de suscriptores 159 millones de usuarios activos 11