REVISTA LA CRUZ 1071 JUL-AGO 2018 - Page 7

Editorial En los tres números anteriores de esta revista, hemos hablado de los jóvenes (entre los dieciséis y los veintinueve años); en este número hablaremos de los niños, en sentido cronológico; es decir, de los seres humanos menores de dieciséis años 1 . A ellos se refirió Jesús cuando dijo: «Dejen que los niños vengan a mí» (Mc 10,14). De manera indirecta, hablaremos también de “niños” en sentido evangélico, como cuando Jesús nos pidió hacernos «como niños» (Mt 18,3); es decir, personas humildes, confiadas y sencillas; personas sin malicia, hipocresía o avaricia. Si queremos que la sociedad del futuro sea más justa, solidaria y alegre; si queremos que los adultos del mañana conozcan a Jesucristo y vivan el Evangelio, invirtamos nuestros mejores recursos en la formación humana y cristiana de los niños, en especial durante los primeros cinco años de vida. Este es el reto que hoy tenemos los padres de familia, educadores, catequistas y demás agentes de pastoral; esto es lo que Dios espera de nosotros. Fernando Torre, MSpS Director O menor de dieciocho años, como lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño: 3 septiembre 1990. 1 7