REVISTA LA CRUZ 1062 ENE-FEB 2017 - Page 35

La otra cara del perdón es cuando lo otorgamos a quien nos ha ofendido . Concepción dice que sufrió bastante con las hermanas de su esposo por « mil interpretaciones torcidas » y por verse « tenida como hipócrita » 2 . Ella escribe : « Cuando hablaba , aunque le costó a mi soberbia mucho al principio , siempre alababa a mis cuñadas , aun con mi marido , y a sus buenos papás , poniéndome yo en mal » 3 .
Con quien más tuvo que sufrir fue con su cuñada Dolores . En el testimonio que Francisco Armida Cabrera dio en el proceso de canonización , dice : « mi tía Dolores Armida de Manrique de Lara no la veía con buenos ojos ; pero mi madre no tuvo para con ella sino caridad hasta el momento en que la ayudó a bien morir » 4 .
El padre Treviño escribe :
En esta época de los principios de su matrimonio , ya revelaba Conchita una virtud nada común ; por ejemplo , en la humildad y paciencia con que sobrellevaba las humillaciones que le propinaba una pariente política muy cercana .
Esta señora era terrible , altanera , dominante ; y como era sumamente rica se avergonzaba de que Conchita no vistiera con elegancia suma , y la reprendía con palabras duras y la humillaba mofándose de sus adornos modestos . […]
2
Cuenta de conciencia 1,220.229-230 : 1894 .
3
Autobiografía 1,49 . Cf . Vida 1,152-154 .
4
Positio II , « Testimonios », p . 35 . Original en italiano ; la traducción es mía . Cf . CC 3,129-130 .
33