REVISTA LA CRUZ 1062 ENE-FEB 2017 - Page 33

≥ Icono de la Venerable , imitando el canon bizantino .
Ha continuado en mi pobre alma la sed de pureza , aquella hambre insaciable de limpieza de alma . Ansiaba verdaderamente que se llegara el día de hacer una confesión general , por haber sentido el impulso divino para ello , además de recibir una luz que iluminó el asqueroso fondo de mi conciencia .
Ahí vi como de golpe mis pecados todos , faltas e imperfecciones mil de mi pasada vida . Sentí dolor vivo de haber ofendido a mi Dios , de haber sido causa de sus padecimientos en la Cruz ... de haber arrojado lodo sobre la más grande Pureza ... de haber hecho sufrir aquel santísimo Corazón que sólo amor ha tenido para conmigo ... Y todo esto , ¡ ay ! me traía en pena ansiando el remedio para curar mis llagas ... “ Sólo con mi Sangre ... sólo ella limpia con el dolor y la gracia ...” Esto escuchaba cada rato en el fondo de mi alma y entendía , no sé cómo , el valor tan inmenso del Sacramento de la Confesión . […]
31