REVISTA LA CRUZ 1062 ENE-FEB 2017 - Page 25

feliz amando , nuestra felicidad tendrá que ver con la madurez de nuestro amor .
Para amar así , nuestra madurez en el amor , deberá tener dos grandes características : primera , una grande y consolidada madurez humana que nos permita amar con la libertad con que Jesús amaba y establecía sus relaciones ; y , segunda , esa enorme madurez humana tendrá que estar coloreada con la compasión y la misericordia , que son las actitudes que llevaron al Padre a entregar a su Hijo por nosotros cuando todavía éramos pecadores . Dice san Juan que en esto conocemos lo que es el amor .
Un horizonte así es una invitación bella para cualquier bautizado . Sin embargo , nuestra experiencia nos dice lo difícil que nos es andar en la vida espiritual , que no basta nuestra buena voluntad , que es necesario mucho más . De ese proceso para vivir con fruto la vida espiritual es del que vamos a tratar aquí .
23