REVISTA LA CRUZ 1062 ENE-FEB 2017 - Page 15

Quien es perdonado , acrecienta su amor ; quien ama , puede perdonar con mayor facilidad .
porque nunca ha sido amada , no puede perdonar porque no tiene la base necesaria para hacerlo .
Si estoy atorado en el tema del perdón – ya sea en relación con Dios , ya sea en relación con los demás o en relación conmigo mismo –, lo primero que hay que hacer no es intentar perdonar como un acto de fuerza de voluntad , sino habrá que mirar la calidad de nuestro amor , desde donde brotará el perdón .
Para mirar la calidad de nuestro amor , el mismo evangelio de Lucas nos ilumina ( cf . Lc 6 , 33-35 ). El solo hecho de que exista amor en nosotros , ya es ganancia y nos permite hacer el bien a los demás . Pero es posible que nuestro amor sea interesado , ya que generalmente sólo hacemos el bien a quienes nos hacen el bien o tal vez hacemos el bien esperando ser recompensados . La calidad del amor es mucho mayor cuando se atreve a hacer el bien sin esperar recompensa , hacer el bien incluso a personas que nos han hecho el mal . Humanamente hablando eso es imposible ; por ello hay que pedirle al Espíritu Santo que nos ayude ( cf . Lc 11,13 ), nos ilumine y nos impulse a amar de esa manera .
13