REVISTA LA CRUZ 1062 ENE-FEB 2017 - Page 13

sabría qué clase de mujer estaba haciendo eso ; después Jesús le cuenta una parábola , la aplica a la situación presente y le hace ver que el agradecimiento de esa mujer es mucho mayor que el del mismo fariseo , y al final dice unas palabras que seguramente cayeron le mal , pero que sanaron profundamente a la mujer : «“ Por eso te digo que quedan perdonados sus muchos pecados , porque ha mostrado mucho amor . A quien poco se le perdona , poco amor muestra ”. Y le dijo a ella : “ Tus pecados quedan perdonados … Tu fe te ha salvado . Vete en paz ”» ( Lc 7,47-50 ).
Querido lector , te invito a entrar en esa escena del evangelio e imaginar el profundo alivio , liberación y agradecimiento que sintió esa mujer en ese momento con las palabras de Jesús . Seguramente esa mujer era rechazada por la sociedad , no se sentía merecedora del perdón de Dios . No le dijo ninguna palabra a Jesús , pero sus gestos decían más
11