Revista Innombrable #8 - Pesadillas: espejos del sueño - 2017 - Page 10

11 Entro en las estancias de mí mismo y el niño me salta del vientre al pecho y me abre me desgarra con sus uñas negras Escapado de su celda enrolla el cordón umbilical en mi garganta y me asfixia Tambalea el diminuto cuerpo sobre mi espalda trato de agarrarlo pero después de su brutal respiro primigenio canta una canción atiborrada de dolor me unge la sien con su saliva y arranca con violencia el lazo vital rasgándome el vientre Caigo al suelo y en las últimas imágenes de la irreal vigilia lo veo blandir sus uñas cual puñales para celebrar su victoria después se lava el cuerpo con mi sangre y huye dibujando signos en la sombra Es entonces cuando duermo para despertar y los vidrios de mi ventana amanecen rotos 10