Revista Gremial del SAONSINRA (2017) Soporte digital de la Revista del SAONSINRA - Page 5

revista final sin tapas 02/01/2018 05:21 p.m. Página 5 EL TRABAJADOR NAVAL 5 Desde nuestra humilde interpretación, este escenario solo lo puede motorizar el movimiento obrero. Debemos trascender esta coyuntura con acciones claras en defensa de los intereses de los trabajadores argentinos. Esta co- yuntura impuesta como una foto a todos los dirigentes sindicales, con la excusa de casos puntuales que humillan a la historia, que humillan a miles de trabajadores y a miles de militantes, delegados, comisiones internas, comi- siones directivas y a las organizaciones sindicales. Esa gente valiosísima que luchan todos los días con convicción para mantener bien altas las bande- ras de nuestro modelo sindical, en la defensa de los intereses de los trabajadores, en la defensa de la salud de los trabajadores y generando tam- bién múltiples acciones en lo social, ESE ES EL VERDADEROS SINDICALISMO que se oculta en la prensa. En lo social las políticas impuestas de aumento de los servicios luz, agua, gas, transporte, más los aumentos de precios afectaron los salarios de los trabajadores activos, pasivos y a los sectores más vulnerables generando ten- siones en las calles y en las discusiones paritarias. Pasadas las paritarias y con una agenda social en mar- cha, concluida la elección de medio término, queda como saldo reconstruir las fuentes de trabajo perdidas y recu- cuperación de asimetrías impositivas con el exterior. La otra establecer un fondo de financiamiento naval en igualdad de condiciones de la compe- tencia extranjera. Todo en un marco de transitoriedad hasta que se recuperara una capaci- dad mínima de bodega que nos permi- tiese proyectar estas dos actividades básicas del quinto país marítimo y flu- vial del mundo en un marco de mayor solidez. Nos genera una enorme indignación y un absoluto repudio que el gobierno nacional haya vetado los artículos 10 y 13 de la ley de industria naval. Se trata de nada más y nada menos que dos artículos fundamentales de las leyes que se votaron por unanimidad en el Senado y por 196 votos positivos en la Cámara de Diputados de la Na- ción. El artículo 10 es el Fondo de Finan- Juan Antonio Speroni, Secr. Gral. SAONSINRA perar el poder adquisitivo de nuestro salario. El desafío de esta hora nos impone como trabajadores la madurez, la sensatez y el compromiso en una interacción real con el estado, los trabajadores y los empresarios para efectivizar proyectos que apunten a defender el empleo y el poder ad- quisitivo de los salarios y, centralmente, la articulación en la g eneración de puestos de trabajo. ciamiento de la Industria Naval Nacio- nal (FODINN) y el artículo 13 es el bono fiscal que era un subsidio di- recto a la actividad del 14% del valor agregado en los astilleros nacionales que tenía una duración de 10 años. Es decir que el veto es un atropello al tra- bajo que se realizó durante más de dos años en el poder legislativo de manera conjunta con todos los actores que forman parte de la actividad como los sindicatos, cámaras empresarias y los sectores profesionales y académi- cos. Siendo parte en todo este proceso también el Ejecutivo Nacional. El veto del Poder Ejecutivo Nacional traiciona todo lo trabajado, vacía de contenido todo el espíritu transaccio- nal de estos proyectos y, lo más im- portante, aniquila los elementales puentes de confianza que toda demo- cracia debe tutelar. Desde nuestra Organización Sindi- cal, conjuntamente con todos los sec- tores que participaron en esta gestión, vamos a seguir insistiendo con todas las herramientas legales, políticas, sindicales y sociales para que se resti- tuyan estos dos artículos vetados a la industria Naval y que configura a toda luces un hecho en principio contra- dictorio teniendo en cuenta que el eje- cutivo participo en estos proyectos activamente, desde las instrucciones que dieron a los diputados oficialistas para constituir el plenario de las cua- tros comisiones en diputados y las instrucciones política en la cámara de diputados de sus legisladores para que votaran los proyectos consensua- dos, en ambas Cámaras. Este con- traste entre la acción política y el veto de los artículos es lo que queremos re- vertir pretendiendo que no se fije una definición ideológica en relación a la actividad industrial por parte del ac- tual Estado. 