Revista Gremial del SAONSINRA (2017) Soporte digital de la Revista del SAONSINRA - Page 23

revista final sin tapas 02/01/2018 05:21 p.m. Página 23 EL TRABAJADOR NAVAL Día de la Familia Más festejos en Burzaco: 23 El sábado 28 de octubre, día de sol y cielo transparente, nos reunimos en nuestro recreo “Lealtad”, en Burzaco, partido de Almirante Brown, a festejar junto a los compañeros rodeados de esposas e hijos, el Día de la Familia. ás que un festejo fue un tiempo para el encuentro, un recreo del trajín coti- diano y sus preocupaciones, para estar con los que más amamos y entre Hermanos Navales. Disfrutando a pleno la paz de nuestro predio y dando el mejor uso a sus instalacio- nes. Unas 150 personas se sumaron a la iniciativa. Bajo la sombra de los ár- boles, al costado de la pileta, en el salón, o donde cada grupo familiar quiso acomodarse rondó el mate, la broma, la anécdota, la sonrisa cóm- plice y la risa franca. M Por supuesto que no faltó el asado y los chorizos Navales para compartir, como corresponde, con esta gran fa- milia a la que tenemos la suerte de pertenecer. Y quizás en ese momento del asado Naval fue uno de los pocos en que los chicos dejaron de corretear con sus juegos por el predio. El día comenzó a las diez de la mañana, aunque no fueron pocos los que llegaron antes, y se prolongó hasta bien en- trada la tarde cuando los más remolones tuvieron que dejar reposeras y guardar termos para emprender el re- greso. Fue un encuentro donde honramos la familia y, especial- mente, la familia de esos Hermanos con los que trabajamos hombro a hombro cada día. Un tiempo necesario que rea- firma la dignidad del trabajador y su entorno. Fue un en- cuentro sin estridencias, sin música a alto volumen, pero en la calma profunda de la camaradería y el afecto, de la sensibilidad que muchas veces no podemos mencionar cuando de familia se trata. Para muchos de nuestros afiliados fue la primera visita a nuestro predio. Fue bueno y grato ver la sorpresa en sus rostros ante las instalaciones que les pertenecen, porque este predio es, sin dudas ni distinciones, de todos los tra- bajadores navales. Por nuestra parte no podemos dejar de sentir satisfac- ción por este encuentro, por esta labor social que sabemos tan importante como la labor gremial. Y por supuesto, rei- terar que la casa del SAONSINRA está abierta para todos los miembros de la familia naval. 