Revista Gremial del SAONSINRA (2017) Soporte digital de la Revista del SAONSINRA - Page 13

l Argentina EL TRABAJADOR NAVAL 13 del “Punta Pardelas” Acompañando este hecho tan importante del sector, el SAONSINRA hizo presencia a través de varios de los miem- bros de la Comisión Directiva Nacional, encabezados por Nuestro Secretario General Juan Speroni. Nuestra presen- cia, en un día tan especial, se sumó a la del Ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquis, autoridades de la Subse- cretaría de Pesca y representantes del Consejo Federal Pes- quero, Concejales marplatenses, Presidente del Consorcio Portuario, miembros de la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata, la Federación de la Industria Naval Argentina -FINA- y representantes del Ministerio de Producción de la Nación. En representación de la FINA, Enrique Godoy, aprovechó la oportunidad para pedir la sanción de la Ley de Marina Mercante e Industria Naval que se debate en el Congreso; y la recuperación de la Hipoteca Naval como instrumentos de financiación y estímulo. Sus palabras estuvieron en con- cordancia con lo que nuestro Sindicato viene reclamando y por lo cual trabaja infatigablemente desde el 2012. Com- promiso y propósito renovado por Juan Speroni desde que ejerce su actual cargo de Secretario General. Por su parte, Domingo Contessi expresó en su discurso “Quiero hablarles de nuevos proyectos, de nuevas inversio- nes y anunciar la creación de más puestos de trabajo”. An- ticipó, así mismo, las construcciones de un fresquero doble cubierta de 28 metros de eslora que ha contratado la firma De Angelis y Logghe SA, y de un tangonero congelador de 40 metros para Pesquera Veraz. “Nos referimos a un buque de un tamaño que desde comienzos de la década del 90 no se construye en la Argentina y que tendrá características que lo colocarán a la vanguardia de la flota nacional”. Su- brayó el directivo, quien agradeció a las autoridades de Pesca y miembros del CFP por haber aceptado los planteos formulados. “Es muy bueno cuando del diálogo surgen soluciones. Nuestro desafío futuro es que éstas soluciones puntuales se conviertan en normativas generales que le faciliten al armador la decisión de renovar su barco en la Argentina, sin que se sienta castigado por ello, sino por el contrario alentado y ayudado. Porque si pretendemos tan sólo man- tener la actual edad promedio de la flota, deberían estar trabajando todos los astilleros argentinos al ciento por ciento de su capacidad instalada”, expuso Contessi. Las nuevas construcciones obligaron al Astillero a incor- Botadura busque pesquero “Punta Pardelas” porar más personal y a iniciar el proceso de renovación del parque de maquinarias. El empresario reveló que le habían presentado una iniciativa privada al Consorcio Portuario para ampliar las instalaciones. “Algo que no sucedía hace más de 20 años”, afirmó Contessi. Un gran llamado de atención para todos los actores del sector es otro párrafo expuesto por Domingo Contessi desde el palco, especialmente si se tiene en cuenta de que se trata de la botadura de un barco no solicitado por pe- dido y que concluirá remplazando a otra nave construida en el mismo astillero 52 años atrás: “Mucho se habla de la llegada de capitales e inversiones foráneas, pero a nosotros nos gusta mostrar las inversiones que somos capaces de hacer los propios argentinos, con nuestro propio trabajo”. Las palabras de Domingo Contessi nos llevan, ineludible- mente, a los planteos en los que insiste nuestra Organiza- ción Gremial, la necesidad de políticas activas por parte del Estado, de leyes claras e incentivadoras, de financiamiento y facilidades para el sector. Tenemos una flota pesquera que promedia los 30 años de antigüedad, lindando lo ob- soleto, sin el correcto mantenimiento, sin las regulaciones adecuadas para su control. Carecemos de facilidades para la construcción de nuevas unidades aun con la capacidad real en recursos de infraestructura, técnicos y humanos para lograrlo. Desperdiciamos posibilidades concretas de crecimiento, progreso y trabajo que transferimos a países extranjeros. Nuestra causa no es un delirio trasnochado, nuestra causa es la vital importancia social y económica de la renovación de la flota pesquera, generando con ella ri- queza y trabajo digno. Nuestra causa es que cada 12 de septiembre podamos festejar el crecimiento y desarrollo de la Industria Naval Argentina con trabajo decente y sa- larios dignos. 