Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 85

Responsabilidad Social y Ciudadana La obligación de la poesía era entonces la de cantar a los mejores. Eso fue degradándose con el tiempo para pasar a la exaltación de los canallas. 104• FORO cando la historia del mundo. Su oposición por ejemplo a todo ismo político, no por la política en sí, sino porque “le repugnaba éticamente”. Como periodista están sus artículos, en los que se refiere con claridad a estas situaciones. Tomamos al azar uno, el que escribió para la revista Sur en 1937 titulado “Una pedagogía del odio”, donde critica la enseñanza hitleriana a los niños. Escribe : “Las exhibiciones del odio pueden ser más obscenas que las del apetito carnal”. Se refiere a un libro, de 22 estampas, destinado a los niños para inculcarle la desconfianza y el odio a los judíos. En este artículo, Borges ve en algún modo el peligro de usar la palabra, él se refiere concretamente al verso, y la imagen, para una peligrosa “catequización”. Esto que él ve, va a desarrollarse de un modo increíble en el siglo XX con la televisión, internet y otros medios masivos de comunicación, algunos de los cuales, todos lo sabemos, no siempre dan las noticias de modo objetivo, ético, sino que distorsionan buscando a través del escándalo alimentar lo peor del ser humano, y obtener ellos ventaja frente a otros medios en la lucha por esa “realidad virtual” del poder. Para ser coherente esta actitud ética también debe manifestarse en lo íntimo, en el plano de los afectos por ejemplo. Podemos citar el tan famoso para el público, y tan denostado por Borges, poema “Remordimiento”, escrito tres días después de haber muerto su madre. En ese poema se reprocha su egoísmo por no haber sido feliz y por lo tanto no haber hecho feliz a su madre, Consideraba a este poema espantosamente sentimental y carente de la distancia que éticamente debe mediar entre experiencia y realización. Es muy interesante ver lo que destaca en las personas que conoció o en los escritores que prefería. En el primer caso podemos ver lo que destaca en Güiraldes, su consideración ante la vida. Podemos sentir a través de esta apreciación el grado de sensibilidad y delicadeza para desnudar los sentimientos ajenos. Borges admiraba a Spinoza, a quién le dedica un espléndido poema, por la actitud y la vida de Spinoza, por su ética. Spinoza fue un ser independiente y rechazado por su misma sociedad. Los judíos lo acusaban de no atenerse al ritual, de no ser lo suficientemente ortodoxo, y el resto de la comunidad lo rechazaba porque era judío. Podemos también, encontrar la ética como escritor en Borges. Por ejemplo, en un reportaje en el diario Clarín de abril 1972, Borges considera que no ha escrito nada que pueda llevar a la gente a obrar mal. Cree que “existe un ética en la poesía”. Para Borges la poesía comienza por la exaltación de los héroes de la poesía épica. La obligación de la poesía era entonces la de cantar a los mejores. Eso fue degradándose con el tiempo para pasar a la exaltación de los canallas. No cantar las virtudes del hombre sino sus errores y flaquezas es hacer una obra inmoral. Es inmoral también cantar la tristeza y hace responsables a Byron, el romanticismo y a Baudelaire. En cuanto a Dostoievsky dice que crear personajes que son asesinos es algo inmoral. Este sería para él uno, quizá el más importante, de los caracteres de la ética en la literatura. Otra forma de la ética seria la del escritor consigo mismo. El considera que como cuentista fantástico cada cuento ha sido imaginado con sinceridad. Otra