Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 84

Responsabilidad Social y Ciudadana María Kodama ¿Qué es la libertad? Presidenta de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges. Miembro del Consejo Asesor Internacional del Foro Ecuménico Social ¿Qué es la libertad? Esa palabra usa- da, malentendida, bien supremo, eterna... ¿Qué significa esa palabra inasible intangible que como una reliadad virtual creemos alcanzar, tener, poseer? Esa palabra en cuyo nombre se han justificado muertes y dolor... Para Borges: “El libre albedrío es una ilusión necesaria. Con relación a los hechos del pasado no tengo la seguridad de haber actuado según mi voluntad, de haber sido influido por miles de circunstancias desconocidas, entre las cuales están la cultura contemporánea, mi herencia, los libros que he leído, las palabras que he oído, mis instintos... Pero para obrar éticamente es necesario que seamos libres, de lo contrario estaremos habilitados para obrar de cualquier modo. Entonces, probablemente el libre albedrío sea un error o una equivocación necesaria. Conviene creer en él, aunque de hecho seamos títeres, para seguir viviendo”. Repito, Borges dice: “Pero para poder obrar éticamente es necesario que pensemos que somos libres”. La referencia a la ética es recurrente en Borges. ¿Qué es la ética? Según el diccionario filosófico, ética viene del griego Ethos, que significa costumbre, y por eso la ética se ha definido de a cuerdo a las corrientes emprirísticas como la doctrina de las costumbres. Para Aristóteles, las virtudes éticas eran las que se desen- volvían dentro de la vida práctica y que estaban encaminadas a la consecución de un fin; las dianoéticas eran las virtudes propiamente intelectuales. En un diálogo con Francisco Luis Bernardez en La Nación (1974) Borges dice: “Convendría que cada individuo pensara más en sí mismo, en cómo puede mejorarse, pero no solo intelectualmente sino moralmente. Eso nos hace un poco falta a todos: tener un sentido ético de las cosas”. La ética va más allá de la religión. El hombre es ocasionalmente astrónomo, botánico, zoólogo, pero es continuamente moralista. Es decir en cada momento de su vida está frente a una disyuntiva: ¿debo obrar de tal modo o de tal otro? Y sabe mediante un instinto ético cuando obra bien. En 1986 en el N° 12 de la Revista Cultura de la Argentina Contemporánea repite este concepto: “La religión sólo se justifica en función de la ética. La ética, no es necesario definirla, no son los diez mandamientos, porque es algo que sentimos cada vez que obramos”. ¿Cómo se enfrenta Borges a este continuo hacerse del hombre en cada decisión que toma, en ese único instante de libertad plena? Podemos verlo en su actitud ética frente a los hechos que fueron mar- Borges dice: “Pero para poder obrar éticamente es necesario que pensemos que somos libres”. La referencia a la ética es recurrente en él. FORO •103