Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 73

Inmigración, espíritu emprendedor y RSE y otorga contratos indefinidos de modo que, con ellos, asegura a sus empleados estabilidad laboral y posibilidad de proyectar de cara al futuro en la sociedad de acogida. Los inmigrantes representaban el 56% de su plantilla dedicada a actividades propias del sector de la restauración y/o hostelería. En el terreno gerencial, ese nú mero descendía al 43%. La empresa ha montado planes de acogida y programas de voluntariado que tienen por objeto amortiguar el impacto psico-emocional de la llegada, por parte del trabajador, a una sociedad diferente. Grupo Carrefour: Integración laboral Contratan inmigrantes en América Latina. Estos trabajadores tienen asegurada su estabilidad laboral debido a que les son ofrecidos contratos indefinidos. Organizaron un protocolo de actividades de acogida para favorecer una rápida adaptación al entorno receptor. Con otras instituciones (Cruz Roja, Fundación Integra, Fundación Adecco, entre otras), forman y generan puestos de trabajo para trabajadores inmigrantes en riesgo de exclusión social. Conclusiones La economía europea se enfrenta a una encrucijada histórica. En los recientes lustros, le han surgido importantes competidores en otras regiones geográficas. A las históricamente dinámicas sociedades estadounidense, japonesa, canadiense y australiana, se les ha sumado el crecimiento sostenido de la competencia de países emergentes. Para enfrentar este nuevo escenario, en el Consejo Europeo de Lisboa de 2000 se decidió que la Unión Europea debe convertirse en la economía más competitiva e innovadora del planeta. En el caso español, la necesidad de este énfasis estratégico se acen- túa aún más por el carácter escasamente productor de conocimiento atribuible a sus empresas. Sumado a ello, el envejecimiento demográfico en uno y otro espacio es una tendencia progresiva que requiere de respuestas meditadas. La inmigración se ha erigido, en consecuencia, en un instrumento que puede ayudar a oxigenar el pesimista pronóstico económico europeo y español. La evidencia de que las sociedades más competitivas a nivel mundial tienen una tradición profundamente inmigratoria ha ayudado a cambiar ciertas miradas prejuiciosas sobre el fenómeno. Sin embargo, en el contexto europeo, la integración de los inmigrantes se encuentra marcada por profundos retrasos que están afectando, irremediablemente, el objetivo de la consecución de cohesión y equidad social. España, por su reciente conversión en sociedad inmigratoria, cuenta con el aprendizaje derivado de las experiencias de otros para evitar tales escenarios. Las empresas pueden hacer mucho, individualmente o en el marco de concertaciones público-privadas, para favorecer la integración de los inmigrantes que han elegido como destino temporal o permanente el territorio español. Sin embargo, su labor no debe limitarse a las dimensiones señaladas. Resulta necesario avanzar hacia un compromiso mayor en el que, con presupuesto empresario, se pueda colaborar en programas que tengan por objetivo, entre otros posibles, la plena integración cívico-política de los inmigrantes adultos, el acceso a niveles elevados de edu- Un programa formativo para la adquisición de habilidades lingüísticas para inmigrantes de origen no hispanohablante, tiene lugar en once escuelas madrileñas. FORO •91