Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 56

Inserción laboral de jóvenes Buscamos que los jóvenes se sientan incluidos, que sientan que pueden ser parte de una empresa o de otro tipo de trabajo distinto a lo que estaban acostumbrados. 74• FORO Principalmente queremos estimular sus propias capacidades y sus talentos, que ellos puedan lograr o concretar estos proyectos que van a venir viniendo, y por último acompañarlos para que reconozcan que ellos son los que van a generar el cambio, que ellos son los que van a poder tomar las ri endas sobre su propia vida, que su vida no está dada o que ya está delimitada, sino que ellos pueden lograr modificaciones. Trabajamos en el período escolar y dividimos en dos etapas el proyecto. La primera es un curso de capacitación que dura 3 meses, que es a contra turno escolar, en las escuelas. Se compone de 5 módulos. Uno es “Mi primer empleo”, sobre cómo armar un curriculum y como hacer una entrevista laboral, hasta empezar a conocer las organizaciones desde adentro. Un poco de teoría de las organizaciones. Qué es una empresa, cómo se divide, cuáles son sus jerarquías, su forma de comunicación. También hay módulos de “servicio de seguridad e higiene”, dado por distintas empresas, atención al cliente, venta directa, etc, que los dan empresas. La idea es que los chicos salgan con un panorama amplio de competencias que le van a servir en distintos tipos de empleo. Y por ultimo los módulos de “liderazgo” y “emprededorismo”, y un módulo que para nosotros es fundamental que es el de “desarrollo personal”, en el cual se trabaja a lo largo de tres meses en el proyecto de vida de los jóvenes. Los acompañamos para que desarrollen su autoestima, para que se conozcan y sobre ese conocimiento personal puedan proyectarse. En la segunda etapa, que son los últimos meses del año, buscamos que los jóvenes puedan hacer una práctica educativa en una empresa o en una organización social. La idea es que ellos se conozcan y vivencien -desde dentro- qué es ser parte de una organización, que empiecen a relacionarse, a comunicarse con otras realidades. Más que nada buscamos que los jóvenes se sientan incluidos, que ellos sientan que pueden ser parte de una empresa o de otro tipo de trabajo distinto a lo que estaban acostumbrados. Para esta etapa los jóvenes pasan por entrevistas que realizan las personas de recursos humanos de las empresas o de las organizaciones, como parte de su práctica de lo que van a vivir cuando terminen la escuela secundaria y salgan a buscar trabajo. A lo largo de todos esos meses hacemos un acompañamiento educativo semanal, en el cual los jóvenes asisten a la biblioteca escolar a estudiar. Buscamos que adquieran el habito del estudio, de sentarse en un espacio de estudio, y de planificación de la semana. De nuestra parte un tutor educativo los acompaña durante todo el proceso, incluso cuando están dentro de las organizaciones haciendo la práctica. Lo que más nos importa es que puedan terminar la escuela y tener su titulo secundario. Este es un programa que venimos realizando de esta manera desde hace tres años. Ya han pasado 100 jóvenes en entre 2009 y 2010. El 40% de estos jóvenes realizó una práctica en una empresa; el otro 60 %, en una organización social. Jóvenes que hicieron esas prácticas después fueron efectivizados en la empresa. Este año esperamos que otros 80 jóvenes que participen en el programa y que puedan todos realizar una práctica en una empresa. •