Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 49

Inserción laboral de jóvenes En 2011, el Programa está beneficiando a 1237 alumnos del nivel medio de educación formal, de 23 centros educativos, en 9 provincias más CABA, y es gestionado a través de alianzas con 16 ONGs. El objetivo principal del Programa es disminuir la deserción escolar de alumnos de hogares de muy bajos ingresos económicos. De acuerdo con nuestro relevamiento, el ingreso mensual promedio de cada familia de los becados durante 2010 fue de $ 1.600. Para cada alumno sostenerse dentro del Programa supone un comportamiento comprometido. El alumno debe asumir sus responsabilidades y cumplirlas, desde asistir regularmente a clase, lograr calificaciones buenas, demostrar buen comportamiento social dentro y fuera del colegio, asistir regularmente a las reuniones grupales quincenales de tutoría, colaborar con la ONG que lo está ayudando, y rendir en tiempo y forma su liquidación de gastos. Si no cumple, no se le acredita el mes de beca y de reincidir no puede continuar recibiendo la beca. El alumno becado es convertido en cliente del BBVA Francés y sólo así accede al dinero de la beca –$ 270 por mes durante todo el año– lo que lo obliga a interactuar con el sistema bancario y lo habilita a consumir beneficiándose de las promociones que ofrece el banco. Se ve obligado a planificar sus compras ya que no puede ahorrar, debe gastar lo que recibe ese mismo mes. Las compras deben ajustarse a los parámetros establecidos por el programa. Y a medida que consume debe ir preparando su rendición de gastos, para presentar el último día hábil del mes. Se da de hecho la integración al sistema bancario, el ejercicio de un consumo planificado y responsable, la práctica de consumo en comercios que emiten facturas fiscalmente válidas, y la incorporación de la responsabilidad solidaria, ya que para que se acredite cada mes de becas todos los alumnos de ese centro educativo debieron haber presentado su liquidación de gastos. Además, el programa ha desarrollado Talleres de Expresión Artística en 22 de los 23 centros educativos. Con el mismo criterio de la beca, ellos tienen que rendir cuentas del aprovechamiento del taller con al menos dos presentaciones públicas de lo aprendido. Dos veces al año se realiza el proceso de Medición de Impacto Social del Programa. Este trabajo permite conocer en detalle el alcance y evolución del efecto que estas becas tienen sobre los alumnos, sus familias, y la escuela. Los resultados obtenidos fueron y siguen siendo muy alentadores y nos permiten visualizar al programa como un instrumento válido para crear ciudadanía. Esto es promover los valores fundamentales de la persona y del ciudadano con conciencia de cumplir con sus responsabilidades desde una dimensión solidaria. En 2009 realizamos un relevamiento inédito sobre todos los programas de becas de la sociedad civil que se desarrollan en el país. Y este mismo estudio ya fue actualizado a mayo de 2011. Ambos informes estuvieron a cargo del licenciado Daniel Arroyo y evidencian que los programas analizados unen los criterios del desarrollo social con los de administración empresa ria, lo que resulta en una acción novedosa e impactante para los beneficiarios. Los resultados obtenidos fueron y siguen siendo muy alentadores, y permiten visualizar al programa como un instrumento válido para crear ciudadanía. FORO •67