Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 46

Inserción laboral de jóvenes El impacto excede lo estrictamente económico y se refleja en un fortalecimiento de la autoestima, en un aumento de su responsabilidad y compromiso con la educación, en un mayor rendimiento escolar, retención escolar, solidaridad y trabajo en equipo. 64• FORO grar un mayor grado de compromi­ so e in­volucramiento de los padres/tu­ tores en la educación de sus hijos. En este sentido, y en término s de resultados alcan­zados por los distintos programas al interior del núcleo familiar, tanto los beneficiarios directos (becados) como sus familias, hacen especial hincapié en que el impacto ex­cede lo estrictamente económico sino que se refleja en un for­ talecimiento de la autoestima en ambos casos, en un aumento de su responsabi­ lidad y compromiso para con la educa­ ción, en un mayor rendimiento escolar, retención escolar, solidaridad y traba­ jo en equipo. En lo que respecta a cua­ lidades de la implementación de los programas, entendien­ do a la sustentabilidad como aquella condición que garanti­ za que los objetivos y resul­tados positivos de un programa perduren en el tiempo de forma duradera, las dife­ rencias entre los distintos progra­mas radican, entre otras cuestiones en el ca­ rácter interno o externo de su fuente de financiamiento (la misma orga­nización responsable o fuentes de financiamien­ to externo) y la cualidad de rentado/ voluntario de los recursos huma­nos (específicamente quienes se encargan de las tutorías) que participan de estos programas. Por otro lado, en lo que res­ pecta a su crecimiento en términos de un aumento de los niños becados, más allá del afluente de recursos necesario, es relevante considerar la implicancia que este crecimiento tiene en la propia estructura de los progra­mas; como co­ rrelato de la apuesta a la “calidad” y al ni­vel personalizado de los mismos, en una gran escala, se hace necesario un cambio en términos de estructura de los programas. Los programas del sec­ tor privado y las OSC abarcados en la investigación defienden su metodología a partir del argumento de la calidad. Si bien en todos los casos se coincide en la necesidad y el deseo de aumentar la cantidad de becas otorgadas, los pará­ metros de creci­miento presentan limi­ taciones al buscar mantener la cali­dad y el método de implementación actua­ les. Se identifica una tensión creciente entre la posibilidad de masificación de un programa y el mantenimiento de su calidad. Si bien la posibilidad de continuar trabajando porque más chicos tengan acceso a la educación se ve en muchos casos dificultada/comprometida por estas cuestiones, en promedio los pro­ gramas de becas estudiados llevan más de 6 años de implementación, durante los cuales han visto continuar e incluso finalizar los estudios de miles de niños. Un antecedente importante lo refle­ ja el hecho de que todos los progra­ mas crecieron gradualmente desde sus comienzos en cantidad de becas otor­ gadas, la mayoría en cuanto a expan­ sión geográfica y áreas de in­fluencia y algunos casos en cuanto al monto de la beca. Conclusiones Un programa demuestra ser susten­ table no sólo cuando se sostuvo una cantidad de años en el tiempo sino ade­ más que logra mantener el ingreso de fondos suficientes para sostener y/o au­ mentar la cantidad de becas y la estruc­ tura operativa que permite el buen fun­ cionamiento del mismo. En este sentido, el rol de cada uno de ellos es una pieza fundamental para el funcionamiento de los programas: •La Organización Responsable, en tanto diseña y monitorea la imple­ mentación del programa, buscando darle integralidad y articulación en­