Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 42

Inserción laboral de jóvenes Daniel Fernando Arroyo Becas Educativas en Argentina Profesor de FLACSO y UBA. Fue Secretario de Políticas Sociales y Desarrollo Humano de la Nación y Ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires El El sector privado ha ido modificando sus programas de RSE, evolucionando de la asistencia y la contención social hacia el apoyo del sistema educativo. 60• FORO estudio llevado adelante por el BBVA Banco Francés sobre los diferen­ tes programas de becas diseñados e im­ plementados por el Sector Privado y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), elabora un diag­ nóstico y aná­lisis situacional de los programas de becas esco­ lares, terciarias y universitarias implementados en Argentina durante el 2009. Se trata de una in­ vestigación que puede ser considerada como uno de los pilares fundamentales a la hora de abordar el análisis de políti­ cas socioeducati­vas, dado que constituye una aproximación diagnóstica valiosa, en tanto indaga un universo de estudio poco abordado aún, como son los pro­ gramas de becas. La alta deserción escolar, registra­ da sobre todo en el nivel de enseñan­ za media, es resultado de varias cues­ tiones entre las que se encuentra la falta de ingresos de las familias para que sus hijos se sostengan en el sistema educa­ tivo. A partir de las opiniones recupera­ das en las entrevistas, se puede observar que todos los actores en­trevistados tie­ nen una muy mala percepción del siste­ ma educativo argentino. Consideran que se encuentra en una situación de crisis profunda, entre otras problemá­ticas, por la desigualdad en el acceso a una edu­ cación de calidad. Estas percepciones tuvieron un fuerte im­pacto en los dife­ rentes responsables de los casos abor­ dados en esta investigación, que los lle­ varon a optar por programas de becas educativas con la intención, entre otras, de facilitar el acceso y la permanencia de los chi­cos y adolescentes en el siste­ ma educativo. La beca, en la medida en que apunta a la transferencia de dinero, el acompañamiento a la escuela y el apo­ yo al alumno y su familia, es una de las acciones más concretas y efectivas para dar solución a este problema. Por otra parte, dado que distintas empresas están crecientemente intere­ sándose en la inversión social y cada vez más instituciones del ámbito privado invier­ten recursos en este tipo de iniciativas, se trata de un área de crecimiento que requiere ser estudia­ da y abor­dada desde distintos enfoques. El sector privado ha ido modificando sus programas de RSE, evolucionando de la asistencia y la contención social ha­ cia el apoyo del sistema educativo, so­ bre la idea de que es por esa di­mensión, donde pasan los procesos de inclusión social reales para los próximos años. Desde hace más de 10 años y so­ bre todo después de la crisis del 2001, las organizaciones de la sociedad civil y las empresas han comenzado a buscar alternati­vas de articulación con la edu­ cación y específicamente con la escue­ la. No sólo por la preocupación y la ne­ cesidad de mano de obra calificada, sino