Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 33

Inserción laboral de jóvenes Bernardo Kliksberg Algunas falacias sobre delincuencia joven y la seguridad ciudadana Profesor honorario de la Universidad de Buenos Aires. Asesor Principal del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Miembro del Consejo Asesor Internacional del Foro Ecuménico Social El tema de la seguridad ciudadana es absolutamente real. Según las mediciones de la OPS, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes por año en América Latina era de 12 en 1980 y actualmente es de 25 homicidios. O sea es el doble de la tasa de criminalidad que teníamos hace casi 30 años atrás. En términos comparados la situación es mucho peor. Los países nórdicos tienen uno o menos de un homicidio por cada 100.000 habitantes por año. Un ciudadano latinoamericano vive en medio de 25 veces la tasa de criminalidad que puede tener un habitante de Copenhagen, Estocolmo u Oslo. Es el segundo lugar más inseguro del planeta después del Sahara Africano. El Latinobarómetro de 2008 que encuesta 17.000 entrevistados en 17 países, midió el tema de la inseguridad ciudadana como problema en nuestros países. En 1995 sólo el 5% de la población mencionó la criminalidad como uno de los principales problemas de su país. Actualmente es el 17%. Es el tema número uno en las encuestas, desplazando por un punto a la desocupación. Es un problema extremadamente delicado y se están cometiendo errores en América Latina que serán muy difíciles de revertir. Gran parte de la discusión ha tomado un enfoque exclusivamente policial y se ha centrado en temas como cambiar la legislación para hacer imputables a los niños y los adolescentes. No lo son en la mayoría de los países de América Latina por los convenios internacionales que han suscrito. Hay propuestas en los congresos en varios países, y algunos las han aprobados, para bajar la edad de la imputabilidad. En el tema de delincuencia infantil y seguridad ciudadana es imprescindible superar diversas falacias. Primero, no hay un tipo de criminalidad en América Latina. El primer error es agregar toda la información. Es decir, sostener que estamos en una sociedad más insegura sin discriminar los distintos tipos de delitos. Por lo menos habría que diferenciar dos grandes tipos. Uno, es el crecimiento del crimen organizado. El narcotráfico en primer lugar. Hablamos asimismo de las bandas de secuestro (dos secuestros por día en México), de las bandas del tráfico de personas, de juegos clandestinos, robos de autos, etc. Este tipo de crimen or- El primer error es sostener que estamos en una sociedad más insegura sin discriminar los distintos tipos de delitos. FORO •51