Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 29

Inserción laboral de jóvenes Stefano Zamagni La educación para la inclusión social, el desarrollo y la libertad Catedrático de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Bolonia. Consultor del Pontificio Consejo Justicia y Paz del Vaticano. Asesor económico de los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI La educación es fundamental para la inclusión social como también para el desarrollo, pero también es más que fundamental para ayudar al proceso de liberación de las personas. ¿Cuáles son las razones por las cuales la educación hoy está en el centro de la atención de todo el mundo? ¿por qué se habla de una emergencia educativa? En Europa es la expresión que más circula en los últimos años. Hay una emergencia educativa, y sucede lo mismo en los Estados Unidos. Un libro de una autora norteamericana, Martha Nussbaum, que es profesora de Filosofía en la Universidad de Chicago, es la filosofa más importante de los Estados Unidos, habla sobre la emergencia educativa. Esto significa que la educación hoy es un problema en el ámbito global. Entonces ¿cuáles son las razones por las cuales la educación es fundamental para garantizar la inclusión social y el desarrollo, y la libertad? Una característica de este período histórico es la sociedad y la economía del conocimiento. ¿Que significa esto? Cuales son las implicaciones?. Son tres. La primera es que existe una asincronía entre el ciclo tecnológico y el ciclo laboral. Ciclo tecnológico es el periodo de tiempo entre el momento en que el proceso productivo va a empezar, y el momento que el proceso productivo es obsoleto y por ende tiene que cambiar. Antes de la tercera revolución industrial, la actual, es decir antes de los últimos 30 años, el ciclo tecnológico fue más o menos de 30 a 35 años. Esto significa que un proceso cualquiera tenía la posibilidad de permanecer en la economía, en el mercado, unos 30 a 35 años. El ciclo laboral es el período de tiempo en el cual una persona adulta tiene que trabajar y más o menos es de cuarenta años. O sea que en el pasado el ciclo tecnológico y el ciclo laboral fueron coincidentes. De manera que el sistema educativo podía preparar a un joven, ingeniero, físico, químico o también un economista, dar una educación muy sólida, y esta persona en todo su ciclo laboral podía mantener una posición competitiva. En cambio lo que pasa hoy en esta tercera revolución industrial es que el ciclo tecnológico es de 10 a 12 años, pero el ciclo laboral es siempre de cuarenta años. Es decir que Una persona pasa a través de por lo menos tres ciclos tecnológicos durante su vida laboral. Este es un problema terrible. FORO •47