Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 17

Reconciliación y religión diálogo se impone sobre el anatema. La pluralidad y diversidad, reconciliada sobre la identidad. El movimiento ecuménico ha sido (y es) un gran promotor de diversos procesos de reconciliación. Es así que en diversos documentos se han elaborado criterios para que los caminos de reconciliación sean transitables. Para que la reconciliación sea posible tienen que darse, como mínimo, las siguientes condiciones: Verdad. La verdad expresada no a través de creencias particulares, sino la verdad inherente a los hechos que hacen necesaria la reconciliación. Es preciso que la muerte de civiles inocentes sea llamada ‘muerte de civiles inocentes’ y ‘no daños colaterales’. Es preciso llamar al mal como tal. Los eufemismos, las met