Revista Foro Ecuménico Social Número 8. 2011 - Page 100

Responsabilidad Social y Ciudadana Nelson M. Vera Büchel Para combatir los excesos del sistema financiero Colaborador del Observatoire de la Finance, Suiza. Co-responsable de la edición iberoamericana del Premio Global Robin Cosgrove “Etica en las Finanzas”. Co-fundador y director de Evolutio International Jueves 15 de septiembre 2011, 8:54 de la mañana. Un comunicado de prensa del primer banco suizo, el UBS crea la conmoción seis minutos antes de la apertura de la bolsa de valores. En un par de líneas y con un tono lacónico, el gigante bancario helvético anuncia la pérdida de dos mil millones de dólares estadounidenses en una operación de trading no autorizada y realizada por Kweku Adoboli, un trader de 31 años que trabajaba en el seno de su división de inversión en Londres. El mundo de las finanzas y sus fundamentos son nuevamente sacudidos por este hecho en un periodo difícil donde cualquier paso en falso se paga con creces. Los recuerdos aún intactos del caso del trader del banco francés Société Genérale, Jérome Kerviel, quien le hizo perder casi 5 mil millones de euros en 2008 volvió por fortuna a torturar los espíritus. La memoria de las finanzas es efímera y las lecciones de antaño parecen no servir para remediar un mal funcionamiento del sistema sino para lamentar repeticiones. Un par de días después, el monto de la perdida aumenta e, ironía de la historia, es superior a las economías previstas con un recorte de nomina de 3500 empleados en todo el mundo! Y eso sin contar la perdida incalculable en térmi- nos de confianza, imagen y reputación de un banco que parecía salir del túnel de la crisis económico-financiera global. Pero dicha perdida no solo es financiera ni de reputación. Es también una pérdida de ética para la sociedad en su conjunto. Sus causas profundas son múltiples y complejas. En las líneas que siguen, trataremos de presentar una de estas causas –la noción de riesgo– aplicada a la psicología financiera encarnada a su vez en la mentalidad del trader moderno y osaremos sugerir algunas pistas de acción sobretodo en lo que se refiere a la formación académica de los operadores financieros, una formación donde la pluralidad de ideas y la ética deberían formar su núcleo. Dicha pérdida no solo es financiera ni de reputación. Es también una pérdida de ética para la sociedad en su conjunto. Sus causas profundas son múltiples y complejas. ¿Qué es el riesgo? Etimológicamente, la palabra riesgo proviene posiblemente del italiano risico o rischio que, a su vez, tendría origen en el árabe clásico rizq –“lo que depara la providencia”–. El término hace referencia a la proximidad o contingencia de un posible daño. Otros orígenes de esta palabra apuntan el griego ῥίζα (ríza, “escollo”), a través de una presunta forma ῥίζικον (risikon) o del latín resecare. FORO •119