Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 91

Responsabilidad Empresaria Eduardo Costantini Crisis de los alimentos 2 Presidente de Consultatio y director del Museo Malba Se comprende la preocupación por la suba del precio de los alimentos, que evidentemente tiene el serio inconveniente que disminuye el poder adquisitivo de los sectores menos favorecidos. Dentro de un presupuesto mensual, el peso de los alimentos obviamente es muy significativo. Ese aumento es estructural; en los últimos años vemos un fenómeno nuevo, el cambio de precios relativos de los materias básicas y también del precio de los alimentos, precisamente producido por el hecho del advenimiento de una muy significativa cantidad de población en el mundo que se incorpora al mercado de trabajo y al desarrollo económico. Es decir, el origen principal es un aumento en la demanda estructural de estos productos y la buena noticia es la incorporación de una mayor cantidad de familias a una mejor calidad de vida. El desafío que tiene el mundo es instrumentar políticas para aumentar la oferta de alimentos. Por otro lado la responsabilidad que tiene cada uno de los países es insertarse en el mundo a través de políticas consistentes con una mayor tasa de crecimiento acompañando el aumento en el crecimiento mundial que se viene viendo dando, sobre todo en los países de la periferia. Aquella promesa que parecía se iba a cumplir en la década del 90, que era el mayor crecimiento de los países emer- gentes y también de los países del centro, se frustró por distintas y sucesivas crisis que hubieron principalmente en Latinoamérica y Asia. Lo que estamos viendo en este nuevo milenio es que desde el año 2000 estos países están convergiendo con políticas macroeconómicas coherentes. Importantes países de Asia y también de Latinoamérica están teniendo en el mediano plazo una mayor tasa de crecimiento. La buena noticia en Latinoamérica es que salvo algunos pocos países, la generalidad está convergiendo en una política coherente y eso produce un proceso de crecimiento sostenido. A su vez, un factor de crecimiento es precisamente este cambio de precios relativos que be- neficia a Latinoamérica como productora de alimentos. Entonces, el secreto de los países es, por un lado, instrumentar políticas que incentiven el aumento de la oferta de alimentos y la inversión en esos sectores, y a su vez que apliquen políticas macroeconómicas coherentes para que ese país se integre a este proceso de mayor crecimiento con más justas políticas distributivas. Un factor de crecimiento es precisamente este cambio de precios relativos que beneficia a Latinoamérica como productora de alimentos. FORO •109