Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 87

Responsabilidad Empresaria sentido que no son ni el mercado ni el Estado los que cuentan con tal información y posibilidades. Son patrimonio casi exclusivo de la empresa, y es por esto que es bueno para la sociedad que la empresa asuma ese rol de responsabilidad educativa, aunque por asumirlo no esté “maximizando sus beneficios”. El problema ambiental indudablemente el Mercado no lo puede resolver satisfactoriamente cuando en la actividad productiva se generan externalidades negativas como, por ejemplo, las distintas formas de contaminación. Al contrario, el principio de maximización del beneficio empresario indica que si puedo contaminar y no pagar por ese daño, voy a tener una ventaja competitiva sobre el resto de las empresas y voy a progresar y ganar más. El Estado, tratando de resolver el problema, intenta regular la protección ambi ental, o cobrar impuestos a los contaminadores, pero tampoco es suficiente para que no haya altos niveles de contaminación perniciosos para el bienestar social. No es suficiente porque muchas veces le falta la información y los medios idóneos para aplicar correctamente las regulaciones protectoras del medio ambiente y del desarrollo sustentable. De nuevo entonces aparece la propia empresa como la única poseedora de esa información y de esos medios, y el rol social estratégicamente insustituible por el mercado o por el Estado, que debe cumplir la empresa. La corrupción es uno de los males sociales más importantes, tanto en los organismos públicos como en los sectores privados. El mercado tiende a ser incapaz de corregirla. Por el contrario, a veces la corrupción lleva a obtener más beneficios a las empresas que la practican. El Estado también fracasa en combatirla, en gran medida porque el propio Estado es generador de corrupción. La empresa puede cumplir el rol social de debilitar la corrupción; tiene la información acerca de donde está la corrupción. Entonces aparece con claridad para la empresa una tarea de gestión y de responsabilidad social, que es denunciar y combatir la corrupción. Cuanto mejor sea esa tarea, mejor va a ser la estructura de la sociedad y más eficiente y equitativa. Entonces, aparece también la empresa con la necesidad de cumplir roles de responsabilidad social insoslayables, porque tanto el mercado como el Estado no los pueden cumplir suficientemente. Esta es la fundamentación esencial por la que debe existir la RSE. Reescribiendo la famosa frase de Friedman: “En muchas circunstancias la única RSE es maximizar sus beneficios, porque es bueno que los recursos económicos sean utilizados eficientemente. Pero en muchas otras circunstancias la RSE es educar, cuidar el medio ambiente, combatir la corrupción, y hacer muchas otras cosas, que están más allá de la maximización de sus beneficios, porque es bueno que los recursos económicos sean utilizados en forma socialmente eficiente”. Hemos demostrado que la idea y el concepto de RSE tienen un contenido válido e importante. La tarea que sigue es crear una cultura de RSE que premie a las empresas socialmente responsables y castigue a las que no lo sean. De no tener éxito, la idea y el concepto de la RSE serán muy lindos y válidos, pero ello no será suficiente para tener una sociedad mejor.• La empresa necesita cumplir roles de responsabilidad social insoslayables, porque tanto el mercado como el Estado no los pueden cumplir suficientemente. FORO •105