Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 82

Responsabilidad Empresaria Las empresas, además de cumplir con sus deberes, deben practicar la solidaridad y comprometerse social y humanamente con el futuro de las personas. cía que junto a la práctica de las cuatro virtudes cardinales, la prudencia, la fortaleza, la justicia y la templanza, deberíamos ser capaces de practicar la honestidad como una forma racional de vida. La honestidad, y la solidaridad, algo que antes de Cicerón ya había dicho Aristóteles: si somos personas que vivimos en comunidad, practicar la solidaridad debe ser uno de vuestros principios. Después, la participación activa en la vida de la polis, en la vida de la ciudad, con aquellos que se relacionan con nosotros. Es decir, venimos desde hace 2100 años hablando de algo que tiene que ver con lo que ahora en pleno siglo 21 nos hemos dado cuenta: que para preservar este mundo deberíamos ser capaces de practicar ser honestos, ser solidarios, ayudar a los demás. Esta fórmula, en la que creo profundamente, es la que nos va a dar la posibilidad de crear en el futuro empresas ciudadanas, organizaciones ciudadanas, universidades ciudadanas. Estamos hablando de empresas que además de cumplir con sus deberes, son capaces de practic ar la solidaridad y de comprometerse social y humanamente con el futuro del conjunto de las personas a las que se dirigen.• Exposición en la Cátedra Abierta de Responsabilidad Social y Ciudadana, 8 de junio de 2009. 100• FORO