Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 59

Desarrollo y Diálogo Javier Calviño Pazos Cooperación internacional: socios para el desarrollo Coordinador General en la Argentina de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo La cooperación internacional ayuda no a países beneficiarios, sino países socios. Si partimos de la palabra socios podemos hablar de responsabilidades y de deberes. Para poner un ejemplo: si nosotros como cooperación internacional, o el Estado o las ONG, tuvieran fondos para construir un puente ¿la comunidad qué aporta? Muchas veces la comunidad dice: yo no puedo aportar nada, porque soy pobre. O la empresa dice: yo no puedo aportar nada, porque tengo un montón de dificultades. Entonces sí pasa a ser una categoría de beneficiario. Pero lo que no sabe la comunidad es que ellos aportan lo más importante, que es el río. Nosotros no podemos hacer un puente sino hay un río en esa comunidad. Por eso es claro que la cooperación internacional no es una cooperación de ayuda, sino de socios. Para ser socios hay que partir del diálogo. Y en ese diálogo tenemos un rol importante las organizaciones que llevamos adelante proyectos de cooperación, para intercambiar, y pensar qué actividades podríamos llevar adelante como facilitadores, para que realmente se produzca un desarrollo local. Si no existe ese diálogo, será un proyecto más, un ladrillo en la pared que terminará cuando termine la ayuda. Nosotros recibimos muchos proyectos; la mayoría dicen que son proyectos para la gente, pero en realidad son proyectos para la gente sin la gente. Tratamos que esos proyectos no se aprueben y llevamos adelante proyectos para la gente pero con la gente. Ahí esta el punto clave del desarrollo. Para lograr proyectos para la gente y con la gente tiene que haber diálogo entre muchos participantes. Falta mucho diálogo. Y no ir a solucionar mis problemas, ir a solucionar mi situación, y los demás que se las arreglen. Quería hacer esta introducción antes de comentar dos proyectos emblemáticos que llevamos adelante, para la inclusión social de jóvenes en el sector urbano y para la inclusión laboral en el sector rural. Eran jóvenes desempleados, que nunca habían tenido la oportunidad de acceder a un oficio y nunca habían visto trabajar a sus padres o abuelos. Inclusión social de jóvenes Estamos concretando un programa en 7 municipios, que empezamos en el 2004 en San Martín. La Cooperación Internacional con la Cámara de Comercio del Partido de San Martín se reunió con el municipio de San Martín. Vimos que la Cámara requería trabajadores para 36 oficios, y no los conseguía. Por otro lado el municipio manifestaba que había 3000 jóvenes desempleados, que nunca FORO •77