Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 18

Crisis y solidaridad Bernardo Kliksberg Dilemas del siglo 21 Asesor Principal de la Dirección Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Profesor Honorario y Doctor Honoris Causa de la UBA. Autor del best seller internacional “Primero la gente”.* El 2009 encuentra al género huma- La falta de orientación y control ético de los mercados y de la economía, llevó a lo que el Primer Ministro francés François Fillon llamó “un capitalismo de casino”. no con una explosión tecnológica excepcional. Al mismo tiempo con asimetrías agudas que impiden el acceso de la mayoría a los enormes beneficios de las nuevas tecnologías, y a los bienes más básicos. La crisis en curso, agrava estos problemas. En 1980, los países más ricos que albergaban un 10% de la población del mundo- tenían un ingreso nacional bruto que multiplicaba por 60 el de los países más pobres, que albergaban un 90% de la población del mundo. En los últimos 25 años, la diferencia se duplicó; aumentó a 122 veces. La Universidad de la ONU midió la distribución de los patrimonios del mundo. El 10% más rico, concentrado en 20 países, tiene el 85% del capital. El 50% más pobre, el 1%. Las diferencias de ingresos entre el 20% más rico y el 20% más pobre eran de 20 a 1 en 1960, subieron a 60 a 1 en 1990, y siguieron elevándose a 74 a 1 en 1997. Estas brechas se expresan finalmente en la esperanza de vida. En los países ricos está cercana a los 80 años, en los más pobres, escasamente supera los 50 años. La ONU ha destacado que “las desigualdades globales en ingresos, y standards de vida, han alcanzado proporciones grotescas”. Eso se paga caro. Resalta Somavia (Director OIT) sobre la crisis actual que “el tema central es el crecimiento de la desigualdad”. Ya advirtió Koffi Annan: “Sin una medida de solidaridad ninguna sociedad puede ser estable. No es realista pensar que algunas personas puedan derivar grandes beneficios de la globalización, mientras millones de otras son dejadas al margen o arrojadas a la pobreza abyecta”. Los desafíos impostergables La situación confronta al planeta con muy exigentes desafíos. El modo en que se enfrenten determinará el futuro. Entre los más importantes: •Integrar ética y economía Explicando las causas del desplome de la economía norteamericana dice Obama: “nuestra economía se ha debilitado enormemente como consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos”. Se refería a factores como la falta de ética en las políticas públicas de la era Bush, que dejaron de proteger el in- *Lo escribió con el Nobel de Economía Amartya Sen. Ed. Temas, 2009. 36• FORO