Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 16

Crisis y solidaridad Omar Abu Arab Eljatip Reflexiones en las vísperas del Bicentenario Comunidad islámica Nosotros proponemos el diálogo intercultural e interreligioso universal, igualitario y fraterno. El Islam es una de las cosmovisiones más fuertes y presentes y se expresa y percibe en la construcción permanente de una sociedad devota de Dios. El rector de la Universidad Islámica de Al Azahar de El Cairo afirma: La globalización que a todos involucra y concierne nos lleva a pensar seriamente que las distancias que hasta ayer nos separaron hoy nos unen, y si sabemos usufructuarlas nos defienden del subdesarrollo, la miseria y el hambre. 34• FORO “...la fraternidad universal de todas las religiones celestiales, y por lo tanto y también el Islam, han dicho siempre que todos tenemos un padre y una madre comunes. Mas allá de que estemos en Asia, Europa, África, Australia, América, Egipto o Italia, todos somos hermanos en la humanidad aunque las religiones sean distintas. Estamos en Egipto, un país donde viven musulmanes y cristianos. Los seguidores de Muhammad van a rezar a la Mezquita y los cristianos a la Iglesia. Cuando salen, se saludan con el saludo de la Paz. En cualquier lugar de Egipto hay habitantes de las dos religiones, casi todos por lo tanto cooperan: A veces un musulmán y un cristiano tienen incluso una misma tarea, un negocio en común, por lo cual la diversidad en la fe no impide esa cooperación verdadera, la prosperidad y el bien...” Sheik Muhammad Sayed Tantawi. Estas palabras dichas por la máxima autoridad religiosa de Egipto, y reconocida mundialmente, nos dicen de una realidad que es muy similar a la que vivimos nosotros, hoy, aquí y ahora en la Argentina, desde una sociedad occidental y cristiana, en donde los musulmanes somos minoría, sintiéndonos parte y esencia de la sociedad moderna. En la búsqueda de la cooperación, la convivencia y el progreso común. La tarea de crear un Nosotros, inclusivo, que sume en sus individualidades y diferencias a todos, constituye una de las aspiraciones que tenemos los que bregamos por el diálogo. El Foro Ecuménico Social toma esta idea y genera espacios para la libre expresión de las ideas, promover el diálogo y mostrar las coincidencias. En esta tarea de buscar un Nosotros colectivo igualitario y creciente, es que nuestras acciones promueven acercar a los actores de la sociedad en la búsqueda de valores fundacionales para una hermandad más justa. La globalización que a todos involucra y concierne nos lleva a pensar seria-