Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 137

Secretariado de Ayuda Cristiana a las Cárceles Programa Post Penitenciario de Reinserción Social Más de 300 personas se beneficiaron con un programa de atención integral de liberados, y familiares de presos y liberados, durante un período de 6 meses. Trabajan profesionales de diversas disciplinas. Además les dan ayuda económica. Así logran mejorar la situación de familias en situación de vulnerabilidad, hasta alcanzar niveles deseados de inclusión y de integración social. Brindan capacitación y apoyo psicológico. De esta forma contribuyen además a la prevención y disminución de la criminalidad y la reincidencia. Atienden en la Ciudad de Buenos Aires, donde está situado su edificio, al que concurren habitantes de Capital y del interior del país. Distintos profesionales asisten a quienes cumplieron una condena, o son familiares de un liberado o preso. Seleccionan a 40 entre ellos para que reciban una ayuda económica y les dan atención personalizada a ellos y a su familia por un período de 6 meses. Tres centenares de personas se beneficiaron con este programa, entre ellos extranjeros liberados. El equipo de profesionales está integrado por abogados, médicos, asistentes sociales, psicólogos, entre otros. Ofrecen una terapia psiquiátrica breve y, en los casos necesarios, gestionan la posterior derivación a las instituciones correspondientes. Una vez establecido el diagnóstico social preliminar, proceden a la terapia social a través de entrevistas, gestiones y tareas variadas. Además concretan visitas domiciliarias. Si es preciso dan alojamiento a todos aquellos liberados y familiares de presos y liberados que se encuentran en situación de calle en distintos lugares, haciéndose cargo la institución del pago del alojamiento. También tramitan de manera gratuita la entrega de los documentos de identidad. Por otro lado funciona una ropería para cubrir las necesidades de todos los asistidos. Distribuyen indumentaria y calzado. Frente a una gran ola de frío, les proveen de frazadas. Entregan alimentos y bebidas todos los días; compran leche en polvo para los más necesitados, cubriendo fundamentalmente las necesidades de aquellas familias con niños en situación de riesgo. Obligan a los asistidos a realizarse chequeos médicos en los hospitales zonales, a donde son derivados. Posibilitan la internación en los casos en que se requiera, y también su acompañamiento. Dan asesoramiento jurídico legal; cuentan con la colaboración de ex Magistrados del Poder Judicial, con vasta experiencia en el campo criminal y de Minoridad.• Con la atención integral de liberados, y familiares de presos y libera dos, favorecen la inclusión social, previenen y disminuyen la criminalidad y la reincidencia. FORO •155