Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 135

Fundación Plan Techos Autoconstrucción Solidaria de vivienda - Capacitación y Empleo Posibilitan a sectores menos favorecidos la autoconstrucción solidaria de vi- viendas. En 4 localidades del Gran Buenos Aires facilitaron la construcción de más de 70 módulos de vivienda. Con una metodología de ayuda mutua y capacitación, mejoran su hábitat de modo asociativo y solidario. Fomentan una participación activa para que cada familia se convierta en protagonista de su propio cambio y del progreso comunitario. Así, se forman grupos de familias que construyen las casas. Desean terminar su vivienda, pero también afianzar los lazos con sus vecinos, y compartir deseos comunes para el futuro. Actúan en Malvinas Argentinas, Los Polvorines; Moreno, Barrio el Cruce; San Miguel, Santa Brígida y Cuartel 2. Cada familia construye junto a otras 3 familias sus propias casas de bloques. La organización se encarga de formar los grupos, aportar el asesoramiento técnico necesario y el material de construcción. A través de propaganda gráfica y por medio de una familia del barrio detectan a otras familias que den con el perfil necesario para participar del programa. Visitan las viviendas para decidir si pueden integrar el equipo de trabajo. En caso que se retire una familia en medio del proceso de formación, el resto del grupo deberá buscar otra familia que ocupe ese lugar. También se puede incorporar una familia que no participe en la construcción y el grupo será quien lleve adelante la casa. Durante un mes en reuniones grupales establecen pautas de trabajo. El equipo de trabajo está configurado por un total de 6 personas por grupo. Un arquitecto, que junto con las familias realizan el desarrollo del proyecto (45 metros cuadrados) y ejecuta la dirección de las obras; un albañil, encargado de la ejecución del proyecto, asesoramiento y enseñanza al equipo de trabajo; y cuatro representantes de las familias, encargados de proporcionar la mano de obra. Las viviendas planteadas tienen un costo aproximado de 25 mil pesos. Consolidado el grupo y habiendo determinado los tiempos de trabajo de 20 horas semanales, comienzan los trabajos en la bloquera, donde hacen bloques de hormigón con los que van a construir sus casas. Por medio de la autoconstrucción, la ayuda mutua, la capacitación y el aprendizaje logran que familias consigan mejorar su vivienda de modo asociativo y solidario. Esta metodología fomenta la participación activa; cada familia se convierte en protagonista de su propio cambio y del progreso comunitario. También ofrecen a personas desocupadas la posibilidad de trabajar en la pequeña fábrica de bloques de hormigón y capacitarse en producción, ventas, y distribución de bloques.• Con una metodología de ayuda mutua y capacitac ión, mejoran su hábitat de modo asociativo y solidario. FORO •153