Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 103

Responsabilidad Empresaria la investigación del delito, por ejemplo para la policía. En el caso del e-government e infraestructura, quién no puede pensar en la mayor transparencia y en los menores costos que implica la incorporación de un mejor servicio a los ciudadanos y un mayor control. Información es transparencia, y transparencia es mayor oportunidad de control también. En la disminución de la pobreza, la magia del software puede servir para generar riqueza y conocimientos. Y, como a nosotros nos gusta llamar en Microsoft, para desarrollar al máximo el potencial de las personas y de las organizaciones. ¿Qué pasa en esta distribución del conocimiento digital en el mundo? Vemos que solamente el 10% más rico de la población mundial tiene un acceso suficiente a las tecnologías, la pirámide en el medio tiene un 40% y este es un acceso que a nosotros nos gusta decir insuficiente y limitado, y el 50% –la base de la pirámide– no tiene ningún acceso a las nuevas tecnologías. Esto nos presenta un gran desafío. En el año 2005, la empresa, y la persona de aquel entonces que era su presidente ejecutivo Bill Gates, lanzó el programa “Potencial sin Límites”, en Beijing, China. La empresa reflexionó y preguntó: ¿cómo podemos ayudar a estas comunidades menos privilegiadas, cómo podemos ayudar más a esta base de la pirámide y hacer así nuestros planes de Ciudadanía Corporativ a y de negocios sustentables? Desarrollamos tres grandes desafíos que en ese momento pensamos eran los más importantes: el acceso insuficiente a la calidad en la educación, las capacidades menores de desarrollo en innovación, y las barrearas para la generación de empleos y emprendimientos. Para eso tratamos de encontrar algunas respuestas. Responsabilidad Social Empresaria Primero algunas empresas vieron este tema como asistencialismo, donaciones de caridad, etc. La filantropía también era buena, porque tenían un crédito social. Esa fue la responsabilidad social empresaria que imperó en el siglo 20. Y hacia el siglo 21 comenzamos a hablar de “ciudadanía corporativa”, en la que las grandes empresas son ciudadanos del mundo, que desarrollan negocios en las comunidades en las que tienen operaciones, tienen un plexo de derechos y obligaciones con la comunidad. Sobre todo la definición de RSE que llamamos de Ciudadanía Corporativa es nuestro compromiso con el bien común de las comunidades en las que tenemos negocios a través de nuestra tecnología innovadora y de alianzas público-privadas-Sociedad Civil. Para leer una definición que tiene realmente sentido, porque es una construcción que de alguna manera muestra la visión de Microsoft en este tema de Ciudadanía Corporativa, llamamos esta iniciativa como corporación responsable y comprometida con el bien común de la sociedad a través de la innovación tecnológica y de alianzas que contribuyen al desarrollo económico y la oportunidad social. Nuestra misión es ayudar a la gente y a las organizaciones de todo el mundo a alcanzar su máximo potencial. Y toda la misión de la corporación a nivel global, regional, y a nivel local, la estrategia de negocios y nues- El 10 % más rico de la población mundial tiene un acceso suficiente a las tecnologías, y el 50% no tiene ningún acceso. FORO •121