Revista Foro Ecuménico Social Número 6. 2009 - Page 101

Responsabilidad Empresaria sustentable si no genera oportunidad social, aún para las empresas. Este proceso tiene que darse en un entorno donde la educación sea un bien primordial. Y donde el entorno regulatorio y de políticas públicas sea adecuado para que el impacto de las tecnologías de la información y comunicación puedan lograr su objetivo. ¿Cómo vemos este marco regulatorio? En la cima vemos este desarrollo económico sustentable, como lo llamábamos desarrollo con oportunidad social, apoyado en una mayor competitividad de los países, y esto en un marco de políticas públicas adecuadas. Distintos estudios demostraron que hay una relación funcional del uso intensivo de las tecnologías de información y de la comunicación con un mayor desarrollo económico con oportunidad social. Las TICs contribuyeron al crecimiento del PBI entre 1990 y 1998 en un grupo de países desarrollados, por ejemplo en Japón en 57 %. Las economías con niveles altos de uso de TICs alcanzan una productividad 7 veces mayor que la promedio en los países con menor uso. El crecimiento del PBI y la productividad se aceleran a medida que el uso de las TICs aumenta. Por cada 10% de incremento en el capital de las TICs hay un aumento del PBI del 1,6% en una economía con bajo uso y 3,6% en una con alto uso de TICs. Las TICs son responsables de más del 50% de las ganancias en productividad en otras industrias según informa la OCDE. ¿Cuáles son los desafíos para que se produzcan estos beneficios de la incorporación de las nuevas tecnologías? En primer lugar vemos en los países en los que tenemos operaciones un gran desafío en el apoyo de la industria local de software y de los servicios informáticos asociados. Cuando se habla de las TICs se hace referencia a un ecosistema, tiene que ver con el hardware, servicios, software. Esto nada más que en la industria de la información. Están las otras industrias relacionadas a las TICs, por ejemplo de comunicaciones. En segundo lugar vemos un gran desafío en la formación de profesionales. En Argentina hay un 20% de demanda insatisfecha de profesionales. La industria está creciendo a un promedio de un 20/30 % anual y no hay suficientes profesionales para cubrir las vacantes y los puestos que generan ese crecimiento. Es necesario invertir en investigación y desarrollo. Aun en épocas de crisis es necesario fomentar la innovación; es la única salida de la crisis. Microsoft a nivel global invierte más de 9 mil millones de dólares al a