REVISTA DIRECCIÓN DE PROYECTOS PMI PANAMÁ DICIEMBRE 2016 - Page 44

El método de definir valor difiere entre las organizaciones. El valor de la cartera para una organización puede expresarse de varias maneras, incluyendo el crecimiento de los ingresos, el aumento de los márgenes de explotación, la satisfacción de los empleados o del cliente, la contribución a la comunidad, la mejora o la protección de la reputación y la marca, la protección de los recursos ambientales, etc. La meta es entregar el máximo valor posible alineado con los objetivos estratégicos y con un nivel aceptable de riesgo basado en la tolerancia al riesgo de la organización. Entre las herramientas y técnicas mencionadas figuran:

• Reunión con los Interesados para definir criterios de beneficios

• Análisis de Costo-Beneficio

• Análisis de la competencia y el mercado

• Técnicas de evaluación de Rendimiento

• Portfolio Efficient Frontier (basado en la Teoría Moderna de Portfolio de Harry Markowitz)

• Análisis de Disponibilidad de Recursos Humanos, de Capital y de Activos.

• Análisis de la Realización de Beneficios

Los Beneficios de la Organización y el valor se expanden más allá del valor económico (también conocido como el beneficio económico, valor económico agregado, o valor para los accionistas) para incluir otras formas de valor como el valor para el empleado, el valor para el cliente, el valor para el proveedor valor, el valor para los socios, etc. La “realización de beneficios” es enormemente importante por varias razones. Una como se explicó anteriormente es que no todos los beneficios son iguales. “Val IT” distingue entre dos tipos de beneficios. Los primeros son los "beneficios empresariales", que contribuyen directamente al valor. Los segundos son "beneficios intermedios" que no crean valor directamente, a pesar de que podrían ser beneficiosos para uno o más grupos de partes interesadas. Por ejemplo, las mejoras en los tipos específicos de servicio al cliente que no contribuyen al aumento de los beneficios se consideran beneficios intermedios.

Un enfoque en la realización de beneficios ayuda a abordar una gestión activa a través de todo el ciclo de vida económica de la inversión o proyecto. La realización de beneficios asegura que los beneficios intermedios, sean realizados y asegura que la realización de los beneficios empresariales se desarrolle en los niveles de rentabilidad suficiente para justificar los recursos que se gastan para lograrlos.

El enfoque de la realización de beneficios, según lo descrito en el libro “The Information Paradox”, fue basado en la premisa que las organizaciones deben dejar de pensar en las inversiones de TI como “balas de plata tecnológicas”. La realidad es que estamos invirtiendo en cambios posibilitados por TI y el desafío no es gestionar tecnología, sino gestionar el cambio masivo en la organización, cambio que es permitido por la tecnología, y que requiere que no sólo lo gestione TI en forma diferente sino también toda la organización. El enfoque de la realización de beneficios proporcionó una nueva perspectiva para gestionar tal cambio masivo de organización adoptando una visión de gobierno del ciclo de vida completo de proyectos, programas y carteras. Tal como lo muestra el gráfico de más arriba, se mueve más allá de la gestión independiente de proyectos de TI, va a la gestión de programas de negocio, donde las iniciativas tecnológicas contribuyen a los resultados del negocio junto a otros elementos del sistema empresarial total, incluyendo los procesos organizacionales y las iniciativas de la gente. La realización del beneficio no se da con la entrega del servicio de TI como proyecto, sino que tiene en cuenta como se produjo el cambio en el negocio, como se integró y el beneficio que produjo en la operación del negocio en sí.