REVISTA DIRECCIÓN DE PROYECTOS PMI PANAMÁ DICIEMBRE 2016 - Page 43

El concepto de Valor de Negocio

Las empresas realizan una búsqueda constante de oportunidades de inversión porque persiguen un objetivo. Desde un punto de vista financiero, el único objetivo relevante para la empresa, es la realización de un beneficio o maximizar su riqueza o los flujos de efectivo futuros del negocio o que el proyecto generará. El concepto de rentabilidad o rendimiento de una inversión es generalmente utilizado, como criterio general para seleccionar negocios y proyectos de inversión que permitan a los empresarios e inversionistas alcanzar su objetivo financiero.

El rendimiento de cualquier proyecto dependerá entonces de los beneficios netos que la empresa obtenga a cambio de la inversión realizada en su implementación, ya sean éstos obtenidos como ingresos financieros o mediante la reducción de costos.

Pero sucede que no todas las empresas que encaran proyectos o realizan inversiones buscan maximizar beneficios financieros (ejemplo: empresas sin fines de lucro, emprendimientos del estado). De cualquier forma, si una empresa comercial toma sus decisiones de cartera de proyectos basada solamente en el dinero y el costo estimado, tendrá problemas. Es decir, la única pregunta no debería ser cuánto cuesta algo o que beneficio financiero me trae, sino que debería preguntarse "¿Cuánto valor proporcionará este proyecto?"

Cuando se utiliza el concepto de valor para tomar decisiones en la cartera de proyectos, se decide sobre el proyecto más valioso, y esta no es una pregunta de retorno de la inversión, es una cuestión de estrategia.

Conforme al PMI, el Valor de Negocio es un concepto único para cada organización. El valor del negocio se define como el valor total de la empresa, la suma total de todos los elementos tangibles e intangibles. Ejemplos de elementos tangibles incluyen activos monetarios, próximos ingresos, el capital contable y la utilidad. Ejemplos de elementos intangibles incluyen la reputación, el reconocimiento de marca, el beneficio público, y marcas registradas. El valor puede ser creado a través de la gestión eficaz de las operaciones en curso. Sin embargo, mediante el uso eficaz del portfolio o cartera, programas y gestión de proyectos, las organizaciones tienen la capacidad de emplear procesos confiables para cumplir con los objetivos estratégicos y obtener un mayor valor de negocio de sus inversiones en proyectos. Si bien no todas las organizaciones son comerciales, una agencia del gobierno o una organización sin fines de lucro, también se centran en la consecución de valor para sus actividades. La exitosa realización del valor de negocio comienza con la planificación y gestión estratégica integral, expresada a través de la misión y visión de la organización. Con el fin de cerrar la brecha entre la estrategia de la organización y la realización exitosa valor de negocio, el uso del portfolio o cartera, programas y las técnicas de gestión de proyectos son esenciales.

Un problema fundamental aquí es que en muchas empresas existe una comprensión limitada de lo que constituye “valor” para la empresa, el ROI suele estar totalmente centrado en el impacto económico directo, mientras que el valor, viene en muchas formas diferentes. Tenemos que tener una visión más amplia del valor, una en la que reconocemos que el valor:

• Expresa el concepto de valioso;

• Depende del contexto específico, dinámico y complejo;

• No siempre puede medirse en términos financieros;

• No siempre es cuantificable;

• Lo que para una persona puede ser valioso para otros no;

• Hoy puede ser valioso, mañana no;

• Está más relacionado con la estrategia.

Es decir el valor es complejo, no tiene un contexto específico y es dinámico. El valor depende del ojo del espectador. La naturaleza del valor es diferente para diferentes tipos de empresas (privadas, públicas, de beneficio). El concepto de valor se basa en la relación entre la satisfacción de las expectativas de las partes interesadas y los recursos utilizados para ello. Las partes interesadas pueden tener diferentes puntos de vista de lo que representa el valor.

Conforme al PMI el propósito de la gestión de un Portafolio es optimizar y equilibrar la cartera para mejorar el rendimiento y la entrega de valor. La optimización de la cartera implica la evaluación sobre la base de criterios de selección, clasificación de los componentes de la cartera, y la creación de la mezcla de componentes con el mayor potencial para apoyar colectivamente la estrategia organizacional.

Selección del editor