REVISTA DIRECCIÓN DE PROYECTOS PMI PANAMÁ DICIEMBRE 2016 - Page 26

ANALISTA DE NEGOCIO Y DIRECTOR DE PROYECTOS:

¿DOS EN UNO?

Fomentar la colaboración entre el analista de negocio y el director de proyectos es un tema actual, pero con muy poca información y documentación académica sobre esta simbiosis o doble rol. Intentaré dar una visión global en este artículo sobre este tipo de relación.

Tradicionalmente, es usual que en proyectos de pequeña dimensión y pequeño riesgo haya un solape de roles.

Vamos a centrar nuestra atención en estas dos figuras y en esa casuística de que la misma persona sea analista de negocio y director de proyectos: ¿esto puede ser bueno para el proyecto en términos de entrega del proyecto, en alcance, plazo y costo?, ¿en términos de calidad de producto y de aportación estratégica a la empresa, puede tener otro tipo de consecuencias? Vamos a ir identificando los factores a favor y en contra de que una misma persona pueda desempeñar ambos roles.

Con mis reflexiones y experiencia como analista de negocio y director de proyectos, pretendo orientar a los profesionales que participan en el ámbito de proyectos o realizan el rol de analistas, sobre la forma más adecuada de complementar sus actuales perfiles profesionales, con el objetivo de potenciar sus competencias y habilidades en el entorno de los proyectos y en el del análisis de negocio.

También intentaré ayudar a los responsables de la gestión del talento en las organizaciones, que tienen la responsabilidad de que la simbiosis se lleve a buen término en los proyectos que se lancen en la empresa, comentando los elementos fundamentales a tener en cuenta a la hora de sincronizar con éxito en un proyecto las funciones asociadas con el rol del analista de negocio y el rol del director de proyectos.

La principal causa actual del mayor fracaso en los proyectos es la gestión no adecuada de los requerimientos. A partir de esta situación, se inicia una corriente importante de estudio, tanto en el IIBA (International Institute of Business Analysis) como en el PMI (Project Management Institute) para comenzar con el análisis de los dos roles, de la necesidad de integración de ambos y también de las tensiones entre ambas figuras y cómo las organizaciones pueden promover o mitigar dichas tensiones.

Desde mi experiencia, daré unas directrices claves para que esta tensión natural se mitigue y se gestione adecuadamente, convirtiéndose en un factor enriquecedor que aporte valor a las empresas.

Tanto el analista de negocio como el director de proyectos tienen la responsabilidad de

dar a la empresa la solución conforme a la necesidad o la oportunidad de negocio que

se haya identificado inicialmente, utilizando todos los recursos disponibles.

Volviendo a la principal causa actual del mayor fracaso en los proyectos, la gestión no adecuada de requerimientos, el PMI descubre en sus diferentes estudios que, a pesar de la madurez en dirección de proyectos después de más de 40 años de esta disciplina, seguimos fallando en elicitar o gestionar de forma adecuada aquello que necesita el área de Negocio.

Rafa Pagán

CBAP®, PMP®, PMI-ACP®, PMI-PBA®

26