REVISTA DIRECCIÓN DE PROYECTOS PMI PANAMÁ ENERO 2017 - Page 25

El PM debe ser un elemento de facilitación y un líder servicial en un equipo de talento multidisclipinar, en el que el PM debe estar al mismo nivel que el BA, aunque jerárquicamente no sea así. De este modo, el binomio funcionará eficazmente.

- El PM no lidera junto al BA. (42%)

- El PM tiene un enfoque al corto plazo. (36%)

- El PM no entiende la visión del BA. (36%)

- El PM no espera a tener los requerimientos para comenzar a construir la solución. (34%)

Los conflictos originados por el Business Analyst son:

- El BA quiere construir la solución adecuada sin tener en cuenta el tiempo de desarrollo. (36%). Cuando el BA se desentiende del resto del trabajo, genera un documento estático y espera que el equipo del PM lo interprete y construya el proyecto, no funciona. El BA debe ser el puente, el agente de cambio que lidere la iniciativa con el equipo del PM.

- El BA se enfoca en una visión demasiado a largo plazo. (28%)

- El BA no tiene en cuenta las presiones de tiempo en el Proyecto. (27%)

- El BA no entiende la perspectiva del PM. (26%)

- El BA no entiende el rol del PM. (18%)

- El BA se centra demasiado en la visión estratégica y no es operativo. (15%)

- El BA no comparte información con el resto del equipo. (15%)

Y por otro lado, los conflictos originados por la Organización son los siguientes:

- Falta de tiempo para el análisis. (57%). Si la empresa no deja al BA definir perfectamente la necesidad, buscar la aproximación adecuada y encontrar soluciones y alternativas con tiempo suficiente, es un escenario grave.

- Diferentes prioridades. (43%). Si hay una estrategia, en el Comité de Dirección debe haber unos objetivos y unas prioridades. A cada proyecto se debe asignar los recursos necesarios para alinearse con la estrategia. Si la empresa deja libertad a los directores funcionales de cada área, no existirá un enfoque alineado con la estrategia.

- Problemas para asumir la responsabilidad. (40%)

- Presupuesto insuficiente para el análisis. (38%)

- Problemas de definición y cambios en el alcance. (37%)

En cuanto a las ineficiencias para la colaboración entre el Business Analyst y el Project Manager así como los puntos de fricción y el solape de responsabilidades se dan habitualmente en los siguientes momentos:

- En la Gestión del Alcance del Proyecto.

- En la Gestión de las Comunicaciones del Proyecto.

- En la Gestión del Riesgo del Proyecto.

- En la Gestión de los Requerimientos del Proyecto.

Para que todo funcione adecuadamente, el plan de comunicación, la matriz de identificación de interesados, la priorización de requerimientos y la estrategia de compra (con la máxima satisfacción del cliente final) debe hacerse conjuntamente. Las discusiones: a puerta cerrada, jamás delante de los clientes.