REVISTA DIRECCIÓN DE PROYECTOS PMI PANAMÁ DICIEMBRE 2016 - Page 27

La gestión de requisitos es un componente del análisis de negocio y el analista de negocio es la persona que tiene la capacidad y las herramientas para elicitar y definir las necesidades u oportunidades de negocio y construir un modelo con el suficiente detalle e información que permita al equipo de desarrollo construir, a su vez, la solución y cumplir con las normas de éxito o con los criterios de aceptación formal por parte de la organización. Este analista de negocio no necesita un proyecto. Un analista de negocio puede realizar análisis de manera continua en un dominio concreto de la empresa (una línea de negocio o una gama de productos) y proponer mejoras de procesos que puede dar lugar al lanzamiento de un proyecto o no.

En esta tarea contínua que realiza el analista de negocio, utiliza las buenas prácticas del BABOK® (Business Analysis Body of Knowledge) del IIBA.

Las disciplinas del director de proyectos y del analista de negocio conviven, si hay un proyecto, de este modo: El analista de negocio comienza su trabajo mucho antes de que el equipo de proyecto desarrolle la solución, elicitando y definiendo esa necesidad y definiendo el business case que va a autorizar el lanzamiento del proyecto. Ese business case alimenta el acta de constitución del proyecto. A partir de ahí, el analista de negocio se integra

entonces en el equipo del proyecto y, dentro del equipo, en la gestión de alcance elicita los requerimientos en el proceso de buenas prácticas del PMI “collect requirements”. Ahí el analista de negocio va a recopilar los requerimientos y va a definir formalmente el alcance de la solución. Con este alcance de la solución, el director del proyecto determinará el alcance del proyecto. El alcance del proyecto integra el alcance de la solución o producto, más todo el trabajo de la dirección de proyectos.

El director de proyectos y el analista de negocio trabajan bajo el paraguas del proyecto. Cuando el equipo del proyecto ha construido la solución, el analista de negocio procede a la aceptación formal de la solución y, una vez implantada lasolución en producción, el analista de negocio realiza la valoración del desempeño de la solución y comprobará si el cambio deseado en negocio se ha producido. Esto continúa fuera del entorno del proyecto

El analista de negocio sigue trabajando sobre el producto haciendo la valoración del alcance, del impacto en términos de negocio o de los procesos requeridos (solution assessment)..