Revista CFIA 269 REVISTA269 - Page 26

NUESTROS PROFESIONALES ¿Por qué estudió ingeniería eléctrica? Desde pequeño me daba por desarmar radios, también llevé un curso de verano en electrónica, y recuerdo hacer experimentos con bombillos y circuitos electrónicos en una tabla de madera soldando cablecitos. Mi papa y mi abuelo fueron doctores, pero nunca me dio por el lado de la Medicina. Cuando ingresé a la Universidad, tomé la decisión de estudiar Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Costa Rica; y ya en la Carrera me incliné por la especialidad de Sistema de Potencia. ¿Cuándo y cómo empezó su larga carrera en Schneider Electric? A finales de ese mismo año, recibí una llamada de Schneider para el puesto de ingeniero de cotizaciones. Ahí empezó mi carrera y crecimiento dentro de la empresa. Empecé a tener contacto con la gente de Schneider a finales de la carrera de Ingeniería Eléctrica. Esto gracias a que durante los últimos dos años de Universidad participé en la Asociación de Estudiantes de Ingeniería Eléctrica (AEIE), uno de vocal y otro como presidente. Fue toda una experiencia. Con mis compañeros de la Directiva, nuestro objetivo fue siempre dejar una huella buscando enlazar a los estudiantes con la realidad de la calle. Para esto contactamos a las compañías fabricantes y comercializadoras de productos eléctricos, con el fin de poner a disposición de los estudiantes información técnica para consulta en la oficina de la AEIE, e iniciar una bolsa de empleo. Con este plan fuimos a tocar puertas a Cutler Hammer, SIEMENS, UNISYS y Square D, hoy Schneider Electric. Desde ahí conocí al personal de Mercadeo y Recursos Humanos. ¿A qué personas mentores? considera sus Divido la respuesta en dos partes. Considero a mis padres como mis mentores a nivel de principios y valores éticos y morales, definitivamente. Desde el punto de vista profesional considero al Ing. Miguel Srur como mi gran mentor y amigo con quien hemos trabajado, desde la Comisión de 26 26 Ingeniería Eléctrica del CIEMI, en el Reglamento del Código Eléctrico. Los ingenieros Miguel Golcher y Edwin Fischel también, gracias al trabajo, tengo una relación de amigos, tutores y de clientes. Además, mis amigos de toda la vida de Ingeniería Eléctrica con quienes hemos compartido el desarrollo profesional Ing. Efrén Vargas, Ing. Juan José Ugalde y Ing. José Antonio Morales. Ellos y otros que no menciono en este momento, definitivamente han marcado mi trayectoria. ¿Cuál fue su papel en la redacción y promulgación del Código Eléctrico de Costa Rica? Empiezo a trabajar en el Código Eléctrico en la Comisión de Ingeniería Eléctrica (CIE) del CIEMI desde el 2005. Luego de muchos años de trabajo de colegas, en el año 2010 me designan para presentar y defender en la Asamblea de Representantes del CFIA el Reglamento del Código. Éste fue aprobado por la Asamblea el cual fue presentado al departamento de Reglamentación Técnica del MEIC (Ministerio de Economía, Industria y Comercio) para convertirse en reglamento nacional. Luego, el MEIC organiza un comité con representación de varios sectores interesados en la normativa, y junto con Ing. Víctor Herrera, nos toca representar al CIEMI y al CFIA durante casi dos años. Fue un arduo trabajo, pero con un final feliz. El Código sale publicado en La Gaceta el 15 de febrero del 2012 para entrar en vigencia seis meses después. He dado muchas charlas y seminarios sobre la norma desde esa fecha. Por la trascendencia, yo diría que este es mi mayor logro profesional. ¿Qué le diría al profesional joven? Como decimos en Schneider: “El mundo cada vez es más eléctrico”, los seres humanos dependemos totalmente de la electricidad. Yo siempre digo que la energía eléctrica debe verse como una materia prima, si no tengo o su calidad no es buena no hay buen producto final. Recomiendo 100% estudiar Ingeniería Eléctrica; ahora hay muchos más campos de acción desde lo digital o la automatización hasta los sistemas de potencia, desde la empresas de distribución de energía a las industrias, empresas de diseño, etc.