Revista Casapalabras N° 36 Casapalabras N° 36 - Page 21

En la peluquería a Agustín Vera Rodríguez —¿Me hace la barba, maestro? —Al instante. Al sentir la navaja trepándose, como un beso, por mi cuello, cerré los ojos y rogué a Dios que este hombre se quedara loco, furiosamente loco. JACINTO SANTOS VERDUGA (Chintolo) (Bahía de Caráquez 1944 - Guayaquil 1967) 1967 Poema final a Francisco Pérez Febres Cordero Perdónenme si mi silencio les causa ruido, si les duele la herida que yo he curado. Comprendan, no es mía la culpa, ya estaba señalado. Estudió en su ciudad natal hasta el tercer año de colegio. El resto de la secundaria la realizó en Guayaquil, en el colegio Vicente Rocafuerte, don- de empezó a triunfar en concursos intercolegia- les de poesía. En 1964 comenzó a estudiar leyes y al siguiente año, a trabajar en el Registro Civil y, además, como profesor de literatura del colegio Dolores Sucre. Se relacionó con Ileana Espinel y otros poetas guayaquileños. Publicó Testimonio (1965), La llaga insomne (1967) y Con los días con- tados (1967), y una serie de poemas sueltos que aparecieron en revistas y diarios. Se suicidó en el puerto principal el 2 de diciembre de 1967. 19